Los impactos del Holocausto en la salud persisten mucho después de la supervivencia.

Investigadores de la Universidad Hebrea encuentran tasas significativamente más altas de mortalidad debido a enfermedades cardíacas y cáncer entre sobrevivientes del Holocausto.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalem


Un estudio de décadas de duración proporciona la base para un seguimiento cercano de las personas que han experimentado un trauma temprano en la vida y el impacto que puede tener en la salud a largo plazo.

Los efectos dañinos de la vida bajo el dominio nazi se conocen desde hace mucho tiempo y muchas víctimas han experimentado períodos prolongados de tortura física y emocional, desnutrición y exposición masiva a enfermedades. Pero una investigación reciente de la Universidad Hebrea de Jerusalén muestra que incluso para aquellos que sobrevivieron, su salud y mortalidad continuaron siendo impactadas directamente mucho después del final del Holocausto.

El estudio, dirigido por el Dr. Iaroslav Youssim y el Dr. Hagit Hochner de la Facultad de Salud Pública de la Facultad de Medicina y publicado en el American Journal of Epidemiology, investigó las tasas de mortalidad por enfermedades específicas a lo largo de muchos años entre las personas con sede en Israel. Sobrevivientes del Holocausto.

Los investigadores analizaron los registros de defunción de aproximadamente 22.000 personas a las que se les dio seguimiento desde 1964 a 2016 y compararon las tasas de mortalidad por cáncer y enfermedades cardíacas entre los supervivientes con las tasas de las personas que no vivían bajo la ocupación nazi. Entre las mujeres sobrevivientes, el estudio encontró una tasa de mortalidad general un 15% más alta y una probabilidad 17% más alta de morir de cáncer. Entre los hombres, aunque las tasas generales de muerte de los sobrevivientes no fueron diferentes de las de los no expuestos, la mortalidad por cáncer durante el período de estudio fue un 14% más alta entre la población de sobrevivientes y, sorprendentemente, la tasa de mortalidad por enfermedades cardíacas fue un 39% más alta.

“Nuestra investigación mostró que las personas que experimentaron la vida bajo el dominio nazi temprano en la vida, incluso si pudieron migrar con éxito a Israel y formar familias, continuaron enfrentando tasas de mortalidad más altas a lo largo de sus vidas”, explica el Dr. Youssim. “Este estudio respalda las teorías anteriores de que los sobrevivientes se caracterizan por una resiliencia de salud general combinada con vulnerabilidades a enfermedades específicas”. El Dr. Hochner agregó: “Estos hallazgos reflejan la importancia del monitoreo a largo plazo de las personas que han experimentado traumas graves y aclara los patrones de mortalidad que podrían surgir de esas experiencias”.

Este trabajo fue apoyado por los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

Ojos en el futuro

La Universidad Hebrea lanza un Programa de Maestría Internacional en “Ciudades Inteligentes e Informática Urbana”

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalem

Con las áreas urbanas cada vez más dominantes a nivel mundial, las ciudades enfrentan cada vez más el desafío de desarrollar el entorno urbano de manera que adopten la tecnología pero también preserven y mejoren la calidad de vida urbana. Esta motivación ha popularizado la idea de diseñar “ciudades inteligentes” equipadas para afrontar los retos y oportunidades de una ciudad en constante crecimiento.

Israel, como país con una población altamente urbanizada, está a la vanguardia en la investigación y el desarrollo de estas tecnologías, incluidos vehículos autónomos, servicios basados ​​en la ubicación, navegación celular y sistemas de rastreo que pueden usarse para mejorar la calidad de vida urbana. El reconocimiento de la necesidad de estas tecnologías ha aumentado con el advenimiento de la pandemia Covid-19. Esto ha obligado a reconsiderar muchas de las premisas clave del crecimiento y la función de la ciudad, como las densidades urbanas, las combinaciones óptimas de uso del suelo, la separación del hogar y el espacio de trabajo, las nuevas formas de movilidad urbana y el futuro de los sistemas de transporte.

Apreciando la importancia de estas tendencias en nuestra vida diaria, el Departamento de Geografía de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Hebrea de Jerusalén, en cooperación con la Escuela Internacional Rothberg, ha presentado el primer Programa de Maestría de Israel en Ciudades Inteligentes e Informática Urbana. El objetivo del programa es educar a una nueva generación de planificadores urbanos, administradores y tomadores de decisiones y equiparlos con la capacidad de integrar políticas y tecnología para el bienestar de las comunidades urbanas. El grado ofrecerá cursos relacionados con la práctica del desarrollo urbano, habilidades técnicas prácticas y cursos de campo, todos orientados a enfrentar las complejidades del crecimiento urbano inteligente.

El programa de dos semestres es administrado por la Escuela Internacional Rothberg y se imparte en inglés junto con estudiantes de todo el mundo. Los estudiantes tendrán el desafío de abordar problemas de trabajo reales y presentar soluciones tecnológicas e implementables. Los cursos se centrarán en temas como el transporte urbano, el cambio climático y su impacto en las ciudades y el diseño de infraestructura inteligente, entre otros temas relevantes.

El profesor Daniel Felsenstein, director del programa, dijo: “Este es un programa que aprovecha las capacidades de nuestra Universidad de manera que permitirá a los estudiantes obtener una apreciación de su potencial para contribuir a nuestras ciudades, tanto ahora como en el futuro. El programa les ayudará a obtener las herramientas prácticas para realizar un cambio real en este campo tan importante y en constante expansión “.

Al finalizar, los graduados del programa pueden encontrar oportunidades de empleo en muchas áreas diferentes. En el sector público, el título es relevante para trabajos en planificación urbana y gobierno local, así como para agencias públicas que se ocupan de la vivienda, el medio ambiente, la energía y la provisión de infraestructura. Las oportunidades privadas incluyen empleo en consultorías de planificación y desarrollo, empresas de TI y comunicaciones, así como desarrollo de terrenos y bienes raíces. Para aquellos interesados ​​en perseguir más objetivos académicos, el programa coloca a los estudiantes en un camino para obtener títulos de investigación adicionales en áreas como geografía, estudios ambientales y políticas públicas.

El lanzamiento de este programa coloca a la Universidad Hebrea como líder nacional en el reconocimiento de la importancia de las ciudades inteligentes para el futuro global y ayudará a introducir tecnologías nuevas y avanzadas que pueden cambiar el mundo en el que vivimos. La finalización exitosa del programa brindará a los estudiantes una Máster por el Departamento de Geografía de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad.

Julio Botton Beja Z’’L

¿Puede el estreñimiento ayudar a diagnosticar la enfermedad de Parkinson antes?

Investigadores de la Universidad Hebrea revelan una cadena de eventos fisiológicos que pueden ayudar a proporcionar nuevos métodos para el diagnóstico de enfermedades

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalem

Si bien la enfermedad de Parkinson es uno de los trastornos neurológicos más comunes, los médicos aún carecen de una metodología de laboratorio validada, o un biomarcador, para diagnosticarlo definitivamente. Más bien, los neurólogos se basan principalmente en un diagnóstico clínico que se basa en la aparición de síntomas motores específicos que indican que un paciente padece la enfermedad. Lo que da lugar a los síntomas motores es la pérdida de células dopaminérgicas en el cerebro. Desafortunadamente, cuando se diagnostica la enfermedad, se pierden demasiadas células de dopamina, lo que limita las posibilidades de recuperación. En cambio, los tratamientos disponibles se dirigen a los síntomas de la enfermedad de Parkinson, pero no pueden revertir la progresión de la enfermedad.

Pero un descubrimiento reciente de un equipo de la Universidad Hebrea de Jerusalén dirigido por el profesor Joshua Goldberg del Departamento de Neurobiología Médica ha identificado con éxito una cadena de eventos celulares y fisiológicos que tienen el potencial de proporcionar algo de ayuda en el diagnóstico de la enfermedad años antes. Específicamente, la investigación realizada en colaboración con el profesor Jochen Roeper de la Universidad Goethe en Frankfurt, Alemania y publicada en la revista Science Advances, plantea la hipótesis de que una posible clave para diagnosticar la enfermedad de Parkinson antes es comprender mejor el proceso fisiológico subyacente al estreñimiento, que es un Síntoma no motor común, aunque no se suele comentar, de la enfermedad de Parkinson. Es importante destacar que el estreñimiento puede ser anterior al diagnóstico hasta por 20 años.

El camino hacia este último descubrimiento se remonta a 1912, cuando el Dr. Friedrich Lewy publicó por primera vez la existencia de una acumulación de pequeños depósitos de desechos de proteínas dentro de las células cerebrales llamadas cuerpos de Lewy. Hace veinte años, los investigadores profundizaron en este hallazgo y describieron cómo estos cuerpos de Lewy se diseminan por el cerebro de los pacientes de Parkinson. Pero si bien este hallazgo se consideró potencialmente innovador, los cuerpos de Lewy permanecen clínicamente inaccesibles, lo que impide la capacidad de determinar si una persona los tiene, a pesar de que pueden estar al acecho en el cerebro durante muchos años antes del diagnóstico.

Por lo tanto, la ciencia se centró en tratar de vincular la acumulación de cuerpos de Lewy con síntomas no motores específicos conocidos del Parkinson. Estos incluían ansiedad, trastornos del sueño, pérdida del sentido del olfato y, en particular, estreñimiento. Los científicos propusieron que los cuerpos de Lewy se estaban acumulando en áreas específicas del cerebro y matando las células cerebrales que controlan el funcionamiento saludable de partes relevantes del cuerpo. Curiosamente, uno de los primeros lugares donde se encuentran los cuerpos de Lewy en el cerebro es un área que afecta la motilidad gastrointestinal, lo que proporciona una posible explicación del estreñimiento en los pacientes de Parkinson. El problema con esta propuesta es que los cuerpos de Lewy no necesariamente matan las células cerebrales y, en cambio, pueden representar el mecanismo de afrontamiento de las células. Por lo tanto, el equipo del profesor Goldberg buscó una explicación mecanicista que vincule a los cuerpos de Lewy al estreñimiento que no dependa de que maten las células cerebrales.

Con este fin, el equipo del profesor Goldberg sobreexpresó una proteína específica, la alfa-sinucleína, que ya se sabía que se agregaba como el componente principal de los cuerpos de Lewy, en las células del cerebro de los ratones que controlan la motilidad gastrointestinal. El resultado fue que la sobreexpresión de la proteína provocó que estas células cerebrales se encogieran y que su actividad eléctrica se ralentizara, lo que afectó directamente a las propiedades fisiológicas que provocaron el estreñimiento. Por tanto, es probable que este sea el proceso que también ocurre en los seres humanos en las primeras etapas de la enfermedad de Parkinson.

Según el profesor Goldberg, “hasta donde sabemos, esta es la primera vez que alguien ha descrito una cadena causal de eventos que conectan la forma en que la proteína alfa-sinucleína afecta las células cerebrales y los primeros síntomas que conocemos desde hace mucho tiempo antes de esta enfermedad”.

A nivel de diagnóstico, dice que este hallazgo puede ayudar a los médicos a detectar la enfermedad más temprano en el futuro. “Piense en un paciente de 55 a 60 años que sufre de estreñimiento. Es posible que algún día diseñemos una prueba basada en los cambios neuronales que descubrimos para determinar si hay un factor neuronal en juego que pueda insinuar el Parkinson “. Si bien admite que esto sigue siendo hipotético, “algún día en el futuro confiamos en que seremos capaces de identificar una variedad de biomarcadores -incluidos los fisiológicos, como el que proponemos- que nos permitirán diagnosticar definitivamente la enfermedad hasta el momento. antes de lo que somos capaces actualmente “.

El potencial de un diagnóstico tan precoz es enorme porque en la actualidad no existen terapias capaces de detener la progresión de la enfermedad. La esperanza es que, con la intervención temprana, ciertas terapias que no tienen éxito en una etapa posterior puedan detener la progresión de la enfermedad de Parkinson.

¿Pueden los chips reemplazar las pruebas con animales?

Investigadores de la Universidad Hebrea desarrollan chips biónicos para crear medicamentos contra el cáncer sin pruebas en animales

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalem

Un equipo de investigadores dirigido por el profesor Yaakov Nahmias, director del Grass Center for Bioengineering de la Universidad Hebrea de Jerusalén y fundador de Tissue Dynamic, introdujo un nuevo enfoque tecnológico que tiene el potencial de desarrollar rápidamente nuevos fármacos sin la necesidad de experimentos con animales.

Según el profesor Nahmias, “el desarrollo de fármacos es un esfuerzo largo y costoso que se define por múltiples fallas. La razón principal de este fracaso es que los experimentos clínicos se basan en última instancia en información mínima obtenida de experimentos con animales que a menudo no logran replicar la respuesta humana “.

Los principales animales utilizados en el desarrollo de fármacos son los roedores; ratones y ratas con una genética, fisiología y metabolismo diferentes a los humanos, lo que lleva a una situación en la que las terapias exitosas en roedores a menudo fracasan en los ensayos clínicos.

El equipo de la Universidad Hebrea desarrolló tecnología humana en un chip, utilizando tejidos humanos en un dispositivo, que imita la fisiología humana. Si bien este tipo de tecnología ha existido durante más de treinta años, la investigación del profesor Nahmias, publicada recientemente en Science Transitional Medicine, incorpora sensores microscópicos en el tejido humano, lo que permite al equipo monitorear con precisión la respuesta del cuerpo a tratamientos farmacológicos específicos.

“Lo que hace que nuestra tecnología sea única es que nos permite ir más allá de lo que alguna vez fue posible con la experimentación con animales. Ahora podemos insertar microsensores que nos ofrecen información en tiempo real sobre cómo funcionan los medicamentos y cuándo dejan de funcionar ”, dice el profesor Nahmias.

Utilizando esta nueva tecnología, los investigadores pudieron demostrar que un fármaco contra el cáncer de uso común, el cisplatino, provoca una acumulación peligrosa de grasa en los riñones humanos. Luego pudieron combinar esta quimioterapia con un medicamento diferente, empagliflozin (Jardiance), diseñado para limitar la absorción de azúcar en los riñones, reducir el daño por acumulación de grasa y minimizar el daño renal experimentado por los pacientes con cáncer durante la terapia.

Esta aplicación representó la primera vez que se utilizó el chip biónico para desarrollar un protocolo de fármacos evitando la dependencia tradicional de la experimentación con animales. “Esta tecnología innovadora tiene el potencial de reducir significativamente el tiempo de prueba y producción de medicamentos y al mismo tiempo evitar la necesidad de probar animales en el laboratorio. Esto ahorrará tiempo, dinero y ciertamente un sufrimiento innecesario. Nuestra empresa Tissue Dynamic continúa desarrollando herramientas innovadoras para ayudar en el desarrollo de medicamentos y ahora estamos avanzando con las pruebas clínicas y trabajando hacia la aprobación regulatoria de medicamentos específicos como una nueva forma de tratar el cáncer ”.

E.T. Phones Home!

Investigadores de la Universidad Hebrea observan la primera evidencia de destellos de radio retardados por un evento de interrupción de las mareas por un agujero negro.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalem

Un equipo de investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén (HUJI) dirigido por el Dr. Assaf Horesh ha descubierto la primera evidencia de destellos de radio emitidos solo mucho después de que una estrella es destruida por un agujero negro. Publicado en la revista Nature Astronomy, el descubrimiento se basó en radiotelescopios ultrapotentes para estudiar estos catastróficos eventos cósmicos en galaxias distantes llamadas Tidal Disruption Events (TDE). Si bien los investigadores sabían que estos eventos causan la liberación de destellos de radio, este último descubrimiento vio cómo esos destellos se emitían meses o incluso años después de la interrupción estelar. El equipo fue dirigido por el Dr. Horesh del Instituto Racah de Física en Hebreo junto con el director del telescopio espacial Swift de la NASA, el profesor Brad Cenko y el Dr. Iair Arcavi de la Universidad de Tel-Aviv.

“De acuerdo con las teorías existentes sobre cómo ocurren estos eventos, si no se ha descubierto ninguna emisión de radio inmediatamente después de la interrupción, no hay expectativas de que ocurra una más adelante”, dice el Dr. Horesh. “Sin embargo, decidimos realizar una última observación de radio seis meses después de la destrucción de la estrella y, sorprendentemente, descubrimos una emisión de radio brillante. Una vez que descubrimos este destello de radio retrasado, continuamos recopilando datos durante un año, durante el cual la emisión de radio se desvaneció. Además, encontramos un segundo brote retardado, cuatro años después del descubrimiento inicial de la disrupción estelar. Este es el primer descubrimiento de este tipo de destellos de radio retardados de tales eventos, cuando una estrella es interrumpida por un agujero negro “.

Se cree que las llamaradas son causadas por un chorro de gran velocidad lanzado cuando la estrella es destruida y succionada por el agujero negro o como resultado de la explosión hacia afuera de los escombros de la explosión.

El análisis de las bengalas de radio retardadas llevó al equipo de investigación a varias conclusiones.

Primero, ahora creen que se deben desarrollar nuevos modelos para explicar un retraso tan largo de la emisión de destellos de radio. En segundo lugar, es posible que estos destellos de radio retardados sean un fenómeno común, pero para encontrar más de ellos, los equipos deberán permanecer enfocados en las observaciones que rodean las áreas afectadas mucho después de la interrupción inicial. En tercer lugar, es posible que una cantidad sustancial de los escombros estelares finalmente se acumule (se introduzca) en el agujero negro, pero solo mucho después de que la estrella fuera destruida.

“Qué provocó el retraso y cuál es el proceso físico exacto responsable de una emisión tan tardía siguen siendo preguntas abiertas”, dice el Dr. Horesh. “A la luz de este descubrimiento, estamos buscando activamente más llamaradas de radio retardadas en otros eventos de interrupción de las mareas”

¿El fin de las biopsias invasivas?

Investigadores de la Universidad Hebrea avanzan en un análisis de sangre de diagnóstico sencillo y económico.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalem

Un nuevo análisis de sangre tiene el potencial de diagnosticar una amplia gama de enfermedades, incluidos cánceres, enfermedades hepáticas, trastornos inmunitarios y más. Extremadamente precisa, la prueba puede informar sobre el estado exacto y la ubicación de la enfermedad sin necesidad de biopsias invasivas y dolorosas.

En la medicina diagnóstica, las biopsias, en las que se extrae una muestra de tejido para su análisis, es una herramienta común para la detección de muchas afecciones. Pero este enfoque tiene varios inconvenientes: puede ser doloroso, no siempre extrae el tejido enfermo y solo se puede usar en una etapa de la enfermedad lo suficientemente avanzada, por lo que, en algunos casos, es demasiado tarde para la intervención. Estas preocupaciones han animado a los investigadores a encontrar opciones de diagnóstico menos invasivas y más precisas.

El profesor Nir Friedman y el Dr. Ronen Sadeh del Instituto de Ciencias de la Vida y la Escuela de Ingeniería Informática han publicado un estudio en Nature Biotechnology que muestra cómo se puede detectar una amplia gama de enfermedades a través de un simple análisis de sangre. La prueba permite a los técnicos de laboratorio identificar y determinar el estado de las células muertas en todo el cuerpo y así diagnosticar diversas enfermedades, incluidos cánceres y enfermedades del corazón y el hígado. La prueba incluso puede identificar marcadores específicos que pueden diferir entre pacientes que padecen los mismos tipos de crecimientos tumorales, una característica que tiene el potencial de ayudar a los médicos a desarrollar tratamientos personalizados para pacientes individuales.

La prueba se basa en un proceso natural mediante el cual cada día millones de células de nuestro cuerpo mueren y son reemplazadas por nuevas células. Cuando las células mueren, su ADN se fragmenta y algunos de estos fragmentos de ADN llegan a la sangre y pueden detectarse mediante métodos de secuenciación de ADN. Sin embargo, todas nuestras células tienen la misma secuencia de ADN y, por lo tanto, la simple secuenciación del ADN no puede identificar de qué células se originó. Si bien la secuencia de ADN es idéntica entre las células, la forma en que se organiza el ADN en la célula es sustancialmente diferente. El ADN está empaquetado en nucleosomas, pequeñas estructuras repetidas que contienen proteínas especializadas llamadas histonas. En las proteínas histonas, las células escriben un código químico único que puede decirnos la identidad de la célula e incluso los procesos biológicos y patológicos que se desarrollan dentro de ella. En los últimos años, numerosos estudios han desarrollado con éxito un proceso en el que esta información se puede identificar y así revelar una actividad celular anormal.

Un nuevo enfoque avanzado por los investigadores de la Universidad Hebrea, el profesor Friedman y el Dr. Ronen Sadeh es capaz de leer con precisión esta información del ADN en la sangre y usarla para determinar la naturaleza de la enfermedad o tumor, exactamente en qué parte del cuerpo se encuentra e incluso qué tan desarrollado está.

El enfoque se basa en el análisis de información epigenética dentro de la célula, un método que se ha perfeccionado cada vez más en los últimos años. “Como resultado de estos avances científicos, entendimos que si esta información se mantiene dentro de la estructura del ADN en la sangre, podríamos usar esa información para determinar la fuente tisular de células muertas y los genes que estaban activos en esas mismas células. Con base en esos hallazgos, podemos descubrir detalles clave sobre la salud del paciente “, explica el profesor Friedman. “Podemos comprender mejor por qué murieron las células, ya sea una infección o un cáncer, y basándonos en eso, podemos estar mejor posicionados para determinar cómo se está desarrollando la enfermedad”.

Junto con los claros beneficios de diagnóstico de este proceso, la prueba también es no invasiva y mucho menos costosa que las biopsias tradicionales. El Dr. Ronen Sadeh dijo: “Esperamos que este enfoque permita un diagnóstico más temprano de la enfermedad y ayude a los médicos a tratar a los pacientes de manera más eficaz. Reconociendo el potencial de este enfoque y cómo esta tecnología puede ser tan beneficiosa para fines diagnósticos y terapéuticos, creamos la empresa Senseera, que participará en las pruebas clínicas en asociación con las principales compañías farmacéuticas con el objetivo de poner este enfoque innovador a disposición de los pacientes

¿Puede un gusano minúsculo guardar el secreto para revertir genéticamente el daño cerebral?

Investigación de la Universidad Hebrea con éxito Produce Synapsis genéticamente diseñada, evitando el daño neuronal.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalem

Un equipo de investigadores de la Universidad Hebrea ha utilizado con éxito la ingeniería genética como un primer paso hacia lo que algún día podría permitir a los científicos reparar genéticamente los circuitos cerebrales dañados.

El proceso, que se realizó en pequeños gusanos C. elegans translúcidos, vio la introducción de conexiones (o sinapsis) diseñadas sintéticamente, como un medio para evitar las conexiones faltantes entre neuronas en un cerebro dañado. El equipo, dirigido por el Dr. Ithai Rabinowitch, neurobiólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad Hebrea, aplicó el bypass diseñado genéticamente para reparar una respuesta de olor fallida en los gusanos debido a la pérdida neuronal. Con la red de derivación sintética en su lugar, los gusanos respondieron con éxito a los estímulos de olor, un comportamiento que disminuyó en ausencia de la “solución” genéticamente modificada. El estudio, publicado en Cell Systems, fue dirigido conjuntamente por el Dr. Jihong Bai del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, Washington.

“Si bien este es un descubrimiento que hasta ahora se ha limitado a un gusano diminuto, abre la puerta a aplicaciones potenciales que pueden ser relevantes en el futuro para los humanos”, dijo el Dr. Rabinowitch. “En la actualidad, se utilizan varios enfoques para abordar el daño cerebral humano, incluidas las interfaces cerebro-computadora que se basan en la electrónica externa que redirige el flujo de información entre regiones cerebrales intactas. Esta investigación indica una nueva ruta potencial para abordar el daño cerebral, ya sea causado por un trauma físico directo o un derrame cerebral u otra enfermedad neurológica, a través de cambios genéticamente modificados en la conectividad cerebral que pueden servir como derivaciones neuronales biológicas “.

Los investigadores dicen que la especie elegida, C. elegans, que mide aproximadamente un milímetro de largo, es muy beneficiosa para la investigación biológica. En comparación con nosotros, el gusano tiene un sistema nervioso muy simple y, sin embargo, es un animal multicelular que comparte muchas similitudes con nosotros. Según el Dr. Rabinowitch, los próximos pasos implicarán pruebas más profundas del impacto biológico más amplio de las conexiones neuronales insertadas genéticamente y también aplicar el enfoque a otros circuitos neuronales y otros organismos.

“Al estudiar este diminuto gusano, pudimos hacer avanzar nuestra teoría en un organismo que tiene sólo varios cientos de neuronas en contraposición a las decenas de miles de millones de neuronas en el cerebro humano”, dice. “Nuestra gran esperanza es que a medida que este estudio avance y se aplique más ampliamente en el sistema nervioso del gusano y en otros organismos, algún día veremos terapias genéticas basadas en el cableado sintético del cerebro como posibles tratamientos para enfermedades y daños cerebrales devastadores”.

¿Un mensaje de 120.000 años?

Investigadores israelíes y franceses descubren huesos prehistóricos con grabados que se cree que son una de las pruebas más antiguas del uso humano de símbolos.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalem

Si bien los científicos e historiadores han supuesto durante mucho tiempo que los grabados en piedras y huesos se han utilizado como una forma de simbolismo que se remonta al período Paleolítico Medio (250.000-45.000 a. C.), los hallazgos que apoyan esa teoría son extremadamente raros.

Un descubrimiento reciente realizado por arqueólogos de la Universidad Hebrea y la Universidad de Haifa junto con un equipo del Le Centre National de la Recherche Scientifique en Francia ha descubierto evidencia de lo que puede ser el primer uso conocido de símbolos. Los símbolos se encontraron en un fragmento de hueso en la región de Ramle, en el centro de Israel, y se cree que tienen aproximadamente 120.000 años de antigüedad.

Sorprendentemente, el fragmento permaneció en gran parte intacto y los investigadores pudieron detectar seis grabados similares en un lado del hueso, lo que los llevó a creer que estaban en posesión de algo que tenía un significado simbólico o espiritual. El hallazgo, que se publicó recientemente en la revista científica “Quaternary International”, fue descubierto en un tesoro de herramientas de pedernal y huesos de animales expuestos en un sitio durante las excavaciones arqueológicas.

El Dr. Yossi Zaidner, del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea, dice que el sitio probablemente se usó como un campamento o un lugar de reunión para los cazadores del Paleolítico que luego sacrificarían a los animales que capturaron en ese lugar. Se cree que el hueso identificado proviene de un gran ganado salvaje extinto, una especie que era muy común en el Medio Oriente en ese momento.

Usando imágenes tridimensionales, métodos microscópicos de análisis y reproducción experimental de ss en el laboratorio, el equipo pudo identificar seis grabados diferentes que van desde 38 a 42 milímetros de longitud. La Dra. Iris Groman-Yaroslavski de la Universidad de Haifa explicó: “Basándonos en nuestro análisis de laboratorio y el descubrimiento de elementos microscópicos, pudimos suponer que las personas en tiempos prehistóricos usaban una herramienta afilada hecha de pedernal para hacer los grabados”.

Los autores del artículo enfatizan que su análisis deja muy claro que los grabados fueron definitivamente hechos intencionalmente por el hombre y no pudieron haber sido el resultado de actividades de matanza de animales o procesos naturales durante milenios. Señalaron el hecho de que las ranuras de los grabados descubiertos tienen una forma de U clara y son lo suficientemente anchas y profundas como para que no pudieran haber sido hechas por otra persona que no sea la intención de los humanos de tallar líneas en el hueso.

El análisis también pudo determinar que el trabajo fue realizado por un artesano diestro en una sola sesión de trabajo.

La Sra. Marion Prévost del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea dice que todo indicio era que había un mensaje definido detrás de lo que estaba tallado en el hueso. “Rechazamos cualquier suposición de que estos surcos fueran una especie de garabatos inadvertidos. Ese tipo de obra de arte no habría tenido este nivel de atención al detalle “.

Entonces, ¿cuál fue el mensaje detrás de las seis líneas en el hueso? Los autores escriben: “Este grabado es muy probablemente un ejemplo de actividad simbólica y es el ejemplo más antiguo conocido de esta forma de mensajería que se utilizó en el Levante. Suponemos que la elección de este hueso en particular estaba relacionada con el estado de ese animal en esa comunidad de caza y es indicativo de la conexión espiritual que los cazadores tenían con los animales que mataban “.

El Dr. Zaidner dijo: “Es justo decir que hemos descubierto uno de los grabados simbólicos más antiguos jamás encontrados en la tierra, y ciertamente el más antiguo del Levante. Este descubrimiento tiene implicaciones muy importantes para comprender cómo se desarrolló la expresión simbólica en los seres humanos. Al mismo tiempo, aunque todavía no es posible determinar el significado exacto de estos símbolos, esperamos que la investigación continua revele esos detalles clave “.

Memoria del Holocausto a la sombra de una pandemia; Estudio de la Universidad Hebrea analiza cómo ha cambiado el coronavirus la forma en que recordamos.

“Esta crisis global creó una cultura mucho más receptiva para el papel que los medios digitales deben desempeñar en el recuerdo”.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalem

Mientras el mundo se prepara para conmemorar como cada año el Día Internacional de la Conmemoración del Holocausto el 27 de enero, las comunidades y los monumentos conmemorativos de todo el mundo están abordando cómo conmemorar el día de manera significativa y al mismo tiempo proteger la salud y la seguridad públicas. El día que marca el aniversario de la liberación de Auschwitz generalmente se conmemora con cientos de eventos conmemorativos individuales en todo el mundo. Este año, la mayoría de esos eventos serán imposibles para cualquier reunión considerable de personas debido al COVID-19.

Con el objetivo de proponer soluciones relevantes a este desafío, el Dr. Tobias Ebbrecht-Hartmann y el estudiante de investigación Tom Divon del Departamento de Periodismo y Comunicación de la Universidad Hebrea, examinan las muchas formas en que los museos individuales y los sitios conmemorativos han adaptado sus programas durante el año pasado.

Como parte de la investigación, la Dra. Ebbrecht-Hartmann publicó en “Medios, cultura y sociedad” un artículo que reveló cómo los educadores han aprovechado con éxito nuevas formas de recuerdo del Holocausto utilizando herramientas de redes sociales. Se han incluido una serie de hashtags relacionados con la memoria en uso en Twitter y Facebook, historias de Instagram “en vivo” de sitios conmemorativos y campos de concentración, así como discusiones de Zoom con sobrevivientes del Holocausto en todo el mundo. Esta transición fue descrita por el autor como particularmente importante porque antes de coronavirus, muchos memoriales se opusieron a tales medios de comunicación por temor a que “comercializaran” o incluso distorsionaran la memoria legítima del Holocausto.

“El inicio de esta crisis global ha impactado nuestras vidas de muchas maneras y, de hecho, el recuerdo del Holocausto no es una excepción”, dijo el Dr. Ebbrecht-Hartman. “Si bien ya hemos estado experimentando una transición en la que las formas de las redes sociales y el contenido digital se han reconocido cada vez más como expresiones legítimas de conmemoración, las severas restricciones de coronavirus aceleraron este proceso, pero también crearon una cultura mucho más receptiva para el papel que deben cumplir estos medios. tocar.”

La investigación en curso está recopilando datos y comentarios de 32 museos y monumentos del Holocausto en nueve países diferentes con el objetivo de comprender mejor qué plataformas digitales se han utilizado con mayor eficacia y se han recibido mejor.

Hasta ahora, la investigación ha indicado que los educadores y curadores de museos se han esforzado por adaptar el contenido para que se absorba mejor a través de medios digitales y, al hacerlo, proporcionó la motivación para que las audiencias relevantes inicien sesión. Algunos museos han abierto cuentas de Instagram e incluso de TikTok, generando “desafíos digitales” en línea, mientras que otros han invertido en recorridos virtuales de sus instalaciones. La mayoría de estos esfuerzos representan el deseo de los educadores del Holocausto de hacer que la historia sea más relevante y accesible para las generaciones más jóvenes, que se sabe que están menos apegadas emocionalmente al tema.

Entre las iniciativas descritas se encuentran la transmisión de Yad Vashem de su conmemoración anual a través de YouTube, además del formato tradicional de televisión local. El museo también inició una campaña en la que se invitaba a los usuarios en línea a leer los nombres de las víctimas del Holocausto y luego subirlos a las cuentas de las redes sociales con los hashtags relevantes.

En un enfoque similar, los directores del sitio del monumento en el campo de concentración de Mauthausen en Austria alentaron al público a subir y compartir fotografías o dibujos relacionados con la liberación del campo con el hashtag # Liberation1945. Posteriormente, el monumento publicó un videoclip que recopila las imágenes que se subieron.

El Dr. Ebbrecht-Hartmann dijo: “Aunque estos esfuerzos nos alientan, sabemos que los espacios físicos donde ocurrió el Holocausto siempre seguirán siendo sitios conmemorativos sagrados. Anticipamos que la conmemoración futura será una continuación de los viajes físicos a estos sitios, pero el impacto histórico de coronavirus ha introducido una nueva realidad en la que los memoriales digitales y los esfuerzos en línea pueden ser un componente integral del recuerdo del Holocausto “.