Regreso a clases en la era de COVID.

Los Universidad ofrecerá pruebas para todos los estudiantes quienes recibirán los resultados de las pruebas rápidas por mensaje de texto 24 horas después.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

Como parte de sus esfuerzos para brindar un año escolar seguro, comenzando con el inicio de clases el 18 de octubre de 2020, la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU), en asociación con la Facultad de Medicina de HU y el Centro Médico Hadassah — Ein Kerem, brindará Prueba rápida de corona en el campus para todos los estudiantes, locales e internacionales, que asisten a la Universidad. Estas pruebas serán gratuitas durante el primer mes de clases y brindarán a los estudiantes un acceso rápido y conveniente a las pruebas COVID-19. Además de las pruebas rápidas, la universidad proporcionará servicios de aislamiento según sea necesario, así como apoyo psicológico y logístico para los estudiantes que den positivo, para prevenir brotes en el campus o en los dormitorios.

Los estudiantes recibirán los resultados de sus exámenes por mensaje de texto dentro de las 24 horas. Los resultados también se compartirán con el Ministerio de Salud de Israel con fines de localización de contactos y seguimiento epidemiológico. Los sitios de prueba estarán abiertos los domingos y martes de 8:00 a.

El vicepresidente y director ejecutivo de HU, Yishai Fraenkel, compartió: “Las pruebas de COVID-19 en todo el campus son parte de la preocupación constante de la Universidad Hebrea por la salud de su cuerpo estudiantil y por hacer que nuestros estudiantes vuelvan al campus para un aprendizaje impactante en el aula”.

Los escaneos modernos pueden mostrar rastros de las dimensiones originales de Tefach, una unidad de medida bíblica utilizada por los antiguos israelitas.

“Una sucá… que no tiene diez palmos de altura o no contiene tres paredes o que tiene más sol que sombra no es válida”. –Mishna Sucá, 1:1.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

Los frascos de almacenamiento forman uno de los principales tipos de cerámica que se produjeron y se utilizaron abundantemente desde que se inventó la cerámica. La necesidad de recolectar, almacenar y distribuir productos agrícolas como granos, aceites y vino en grandes recipientes ha llenado los sitios de excavación con una abundancia de fragmentos de vasijas de cerámica de varios diseños, tamaños y formas. Sin embargo, a pesar de toda su variedad, tres arqueólogos israelíes Ortal Harush de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Avshalom Karasik de la Autoridad de Antigüedades de Israel y Uzy Smilansky del Instituto Weizmann encontraron un denominador común asombroso entre los frascos de almacenamiento en Israel durante un período de 350 años: el diámetro del borde interior. del cuello del frasco.

La distribución de este diámetro es consistente con las medidas de la palma de una mano (masculina) y, según los autores, esta coincidencia no es casual. Puede reflejar el uso de las métricas originales para la medida bíblica del “tefach”, una unidad de medida que fue utilizada principalmente por los antiguos israelitas, aparece con frecuencia en la Biblia y es la base de muchas leyes judías. Sus hallazgos fueron publicados en BASOR, el Boletín de las Escuelas Estadounidenses de Investigación Oriental.

“Era natural que los antiguos alfareros adoptaran el estándar del ancho de mano, tefach. Era una unidad de longitud que se usaba ampliamente en la antigüedad, y se menciona tanto en fuentes asirias y egipcias como en el Antiguo Testamento, por ejemplo: Números 25-25, Números 37-12 ”, compartieron los investigadores.

El equipo hizo escaneos en 3D de 307 frascos de la Edad del Hierro encontrados en Khirbet Qeiyafa (Reino de Judá; principios del siglo X a. C.), frascos de “hipopótamos” del norte de Israel (Reino israelita, siglo IX a. C., apodado por su gran tamaño y asas de lazo que se asemejan a hipopótamos) y tinajas de almacenamiento del Reino de Judá real (siglos VIII al VII a. C.). Los investigadores observaron grandes variaciones entre los frascos, incluso aquellos del mismo período de tiempo y región geográfica. Solo una medida se mantuvo constante: el diámetro medio de la llanta interior que siempre medía, con una desviación estándar, entre 8,85 y 8,97 centímetros.

La distribución de este diámetro es estadísticamente idéntica a la amplitud de la mano del hombre moderno. Para obtener datos sobre la medida estándar de la palma de un hombre moderno, el equipo hizo tapping en las medidas tomadas por el Ejército de EE. UU. Al pedir guantes para sus soldados, con un valor medio de 8,670,48 cm, que es consistente con las medidas tomadas de los frascos antiguos. Aunque la altura y el peso de las personas han cambiado con el tiempo debido a la mejora de la dieta y la salud, investigaciones anteriores han demostrado que las dimensiones de las palmas no han cambiado mucho en los últimos 3.000 años.

En cuanto a por qué el borde interior se mantuvo constante mientras que la forma general del frasco varió tanto, nuestro grupo israelí de investigadores tiene varias teorías. Era una elección natural para los antiguos alfareros usar sus palmas como el diámetro estándar para las aberturas de las jarras; era fácil de implementar cuando se trabajaba en el torno: el alfarero simplemente podía usar su palma como herramienta. Además, los frascos de almacenamiento eran artículos de usos múltiples, lo que significaba que sus aberturas tenían que ser lo suficientemente grandes para permitir la limpieza entre usos y esto implica colocar la mano en el frasco.

Sin embargo, hay otro aspecto antiguo que puede explicar la conexión entre los diámetros de cuello uniformes. Se basa en las leyes de pureza respetadas y observadas del Antiguo Testamento. El Libro de los Números trata la pregunta: ¿Cuál es el estado de los frascos que se dejaron cerca de un cadáver? ¿Son impuros o puros?

“Esta es la ley: si un hombre muere en una tienda, cualquiera que entre en la tienda y cualquier cosa en la tienda será inmunda durante siete días. Todo recipiente abierto que no tenga un sello cerrado se vuelve inmundo “. (Números 19: 14-15)

De este pasaje se desprende claramente que el contenido de un frasco se vuelve impuro y, por lo tanto, inutilizable, a menos que tenga un sello especial en la parte superior. Este fallo tuvo serias ramificaciones económicas. Imagínese tener que tirar valiosas reservas de grano y aceite después de que el abuelo Ezequiel muriera en la tienda familiar. Las tradiciones judías posteriores cuantificaron estas reglas de impureza, afirmando que el tamaño mínimo de apertura a través de la cual puede entrar la impureza es el cuadrado del ancho de una mano por el ancho de una mano.

“La impureza no entra en un refugio, ni se aparta de él si hay una abertura de menos de un palmo [tefach] por un palmo [tefach]”. (14,1)

“De acuerdo con la Tradición Oral, se enseñó que el verso solo habla de un recipiente de cerámica, ya que es un recipiente que contrae la impureza solo a través de su apertura”. (21.1) – Código de la ley religiosa judía de Maimónides, Mishneh Torah.

Aquí Maimónides derriba una antigua tradición con respecto a las leyes de la impureza, afirmando que una abertura redonda con un diámetro máximo del ancho de una mano, o tefach, aseguraría que el contenido de la jarra seguiría siendo puro incluso si se almacenara cerca de un cadáver. . A partir de aquí, tendría sentido que los alfareros crearan frascos de almacenamiento con una apertura tefach, o del ancho de la mano.

Las postales sirvieron como Twitter y WhatsApp de los viajeros.

Durante los últimos 60 años, el coleccionista británico David Pearlman ha acumulado la colección de postales de Tierra Santa más grande del mundo y ahora está donando su colección de más de 100.000 a la Universidad Hebrea.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

¿Alguna vez se preguntó qué primeras impresiones pudo haber tuiteado el Kaiser Wilhelm II al llegar a Jerusalén en una tarde polvorienta de 1898? ¿O las imágenes de Instagram que habrían subido los peregrinos cristianos a Capernaum? ¿Qué tipo de publicaciones de Facebook crees que habrían escrito los primeros colonos sionistas o sus vecinos árabes y beduinos? ¿Qué hay de los mensajes de WhatsApp que los soldados británicos estacionados en Palestina durante la Primera Guerra Mundial habrían enviado a sus padres?

Por supuesto, los eventos mencionados anteriormente tuvieron lugar años antes del desarrollo de Internet, e incluso más antes de la aparición de las plataformas de redes sociales. Pero eso no quiere decir que no existieran formas de comunicación internacional rápidas, fáciles y baratas. Mucho antes de que alguien considerara las posibilidades de la comunicación instantánea, las postales servían como la principal forma de mantenerse en contacto, enviar fotografías, coleccionar recuerdos y compartir experiencias con familiares y amigos en lugares lejanos.

Hoy en día, las postales han seguido en gran medida el camino del telegrama y el caballo y el carruaje. Sin embargo, para el historiador y coleccionista londinense David Pearlman, las postales de los siglos XIX y XX de Tierra Santa sirven como una ventana invaluable a la historia moderna de la Tierra de Israel, que cubre prácticamente todas las áreas de la vida: religiosa, arquitectónica, de moda, social. costumbres, acontecimientos históricos, arte, política y viajes. Pearlman ha decidido generosamente donar su colección a través de los Amigos Británicos de la Universidad Hebrea al Centro de Investigación de Folklore en el Instituto Mandel de Estudios Judíos de la Universidad Hebrea (HU).

Durante más de sesenta años, Pearlman —contador de día y coleccionista de noche— recorrió casas de subastas, colecciones privadas y ventas de propiedades para reconstruir su colección “Postales de Palestina”. Es el más grande de su tipo en el mundo, con 130.000 postales. La colección documenta la historia de Israel, desde el período otomano y el mandato británico hasta los primeros pioneros, desde la Guerra de los Seis Días hasta principios del siglo XXI. Documenta eventos históricos desde la visita del general Allenby a Jerusalén en 1917 y la asistencia de Lord Balfour a la gran inauguración de la Universidad Hebrea en 1925 hasta la creación del Estado de Israel y el surgimiento de nuevas ciudades como Tel Aviv, entre otras.

“Comencé a coleccionar estampillas cuando era niño y me gradué en postales cuando me di cuenta de que en lugar de coleccionar estampillas aburridas podía coleccionar estas hermosas tarjetas”, recuerda Pearlman. “Los guardé en cajas de zapatos en mi garaje todos estos años. En cierto momento, la colección creció tanto que comencé a estacionar mi auto en la calle para dejar espacio para más cajas de zapatos ”.

Otra faceta interesante de la colección es la abundancia de obras de arte de los principales artistas de Bezalel del siglo XX, como Meir Ben Gur Aryeh, Ephraim Lilllien y Zeev Raban, así como fotografías de “Karimeh Abbud – Lady Photographer”, una de las primeras fotógrafos en el mundo árabe. Una parte considerable de la colección son postales que atendían a los peregrinos cristianos que iban de Egipto a Jerusalén a Damasco, visitaban los lugares sagrados en el camino y enviaban a sus seres queridos postales que mostraban camellos, palmeras, beduinos , Hassids, un Mar Muerto desbordado, e incluía flores prensadas o citas bíblicas. “Un mensaje clásico decía: ‘Ayer estuvimos en Belén. Hoy estamos en Jerusalén. Mañana vamos a Nazaret. ¡Hace tanto calor aquí! ‘”, Compartió el Dr. Dani Schrire, director del Centro de Investigación de Folklore de HU, quien junto con el profesor Hagar Salamon, director de Estudios de Folklore y Cultura Folklórica, recibió este tesoro.

“La parte más conmovedora de esta historia es la pasión de David Pearlman por la colección. Como puede ver, ha sido verdaderamente un trabajo de amor y estamos agradecidos de que haya confiado el trabajo de su vida a nuestra Universidad. Es un gran voto de confianza en nuestra posición como una institución de investigación de clase mundial ”, comentó el Sr. Nigel Salomon, director ejecutivo de British Friends of Hebrew University. “También es fascinante leer las postales que los británicos Tommies estacionados en Palestina enviaron a casa durante la Primera Guerra Mundial”.

En una de esas postales, un soldado llamado Walter les escribe a sus padres: “Puedo decir ‘mafish’ que significa ‘suficiente’ [en árabe ‘] … y espero que la guerra [termine] pronto para poder volver a casa”. Otro soldado escribió: “Pasé por aquí … entre el monte Ebal y el monte Grizim … Por supuesto, es el Siquem donde Jacob alimentó a sus rebaños y el pozo de Jacob está aquí. Hay muchos manantiales y, en consecuencia, jardines donde vi el primer verde que había visto en meses “. Otro soldado británico se maravilló de la resonancia bíblica de las ciudades que lo rodeaban. Envió a sus padres una postal del Mar de Galilea y escribió este mensaje en la parte de atrás: “Esta es la foto que me gustaría ver más que nadie en Palestina, pero no espero tener la oportunidad de hacerlo. El hombre de la cama de al lado estaba ahí arriba con la caballería dice que está muy bien, el agua es hermosa.

Próximamente en un circuito cerca de ti.

La Universidad Hebrea se acerca cada vez más a aprovechar las moléculas de ADN para la detección de enfermedades y la electrónica.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

Todos sabemos que las moléculas de ADN expresan la herencia a través de la información genética. Sin embargo, en los últimos años, los científicos han descubierto que el ADN puede conducir corrientes eléctricas. Esto lo convierte en un candidato interesante para roles que la naturaleza no pretendía para esta molécula, como circuitos eléctricos más pequeños, rápidos y baratos en dispositivos electrónicos, y para detectar las primeras etapas de enfermedades como el cáncer y el COVID-19.

En un estudio reciente publicado en Nature Nanotechnology, el profesor Danny Porath de la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU) y su equipo en el Instituto de Química y el Centro de Nanociencia y Nanotecnología de HU, ayudaron a acercar la aguja a tales aplicaciones al demostrar una gran método confiable para medir las corrientes eléctricas que pasan a través de una molécula de ADN. Pudieron localizar e identificar moléculas individuales entre los electrodos y medir corrientes eléctricas significativas en moléculas de ADN individuales. Su hallazgo más sorprendente fue que la corriente pasa a través de la columna vertebral del ADN, contrariamente a las suposiciones anteriores de la comunidad científica de que la corriente fluía a lo largo de pares de bases de ADN. “El alto grado de confiabilidad, reproducibilidad experimental y estabilidad de nuestro método permite una amplia gama de experimentos, en los que los investigadores pueden aprender sobre las propiedades de conducción del ADN y acercar el campo a la creación de detectores médicos y circuitos electrónicos basados ​​en ADN”, compartió Porath. .

El estudiante de doctorado de HU, miembro del equipo Roman Zhuravel, hizo todo lo posible, superando dificultades técnicas de larga data para desarrollar una técnica que pudiera unir de manera confiable una sola molécula de ADN a los contactos eléctricos. Para verificar que la mayor parte de la corriente pasa a través de la columna vertebral, creó discontinuidades en la columna vertebral misma, a ambos lados de la doble hélice, y lo vio, en este caso. no había corriente.

Para Porath, estos hallazgos son lo más destacado de su carrera, “pudimos desacreditar un paradigma de veinte años. Si bien aún deben resolverse muchos obstáculos técnicos, hemos dado un gran paso hacia el santo grial de la construcción de un circuito electrónico basado en ADN “.

El estudio fue dirigido por Porath junto con Alexander Kotlyar en la Universidad de Tel Aviv, el difunto Yossi Sperling del Instituto Weizmann e investigadores de Chipre, España, Estados Unidos e India.

Nueva investigación de la Universidad Hebrea sobre el tabaco.

Una nueva investigación de la Universidad Hebrea encuentra que las empresas tabacaleras aprovechan las lagunas legales para conseguir que una nueva generación de adolescentes israelíes se vuelva adicta a los cigarrillos

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU) encuentran que las compañías tabacaleras están explotando las lagunas legales “para crear una nueva generación de personas adictas a los cigarrillos”.

El epidemiólogo de HU, el Dr. Yael Bar-Zeev, quien dirigió el estudio, compartió que “las empresas tabacaleras utilizarán todos los medios posibles para reclutar nuevos fumadores. El informe del Ministerio de Salud publicado recientemente sobre el tabaquismo en Israel demuestra la incompetencia del gobierno para lidiar con el consumo de tabaco, ya que las tasas de tabaquismo no se han movido en los últimos diez años ”. Sus hallazgos, “Reforma de la legislación del tabaco y respuesta de la industria en Israel”, se publicaron en Tobacco Control.

Fumar es un factor de riesgo de infección grave por coronavirus y posible muerte por el virus. También se sabe que fumar es un factor de riesgo de muchas enfermedades mortales, como la enfermedad pulmonar crónica, la enfermedad cardiovascular, la diabetes y el cáncer. A pesar de esto, las empresas tabacaleras no están cambiando sus formas, incluso con la actual crisis de salud de la corona.

En una nueva publicación, dirigida por el epidemiólogo Bar-Zeev de la Escuela Braun de Salud Pública y Medicina Comunitaria de HU en el Centro Médico Hadassah de la Universidad Hebrea, y Presidente de la Asociación Israelí para la Prevención y el Cese del Tabaquismo, junto con el profesor Hagai Levine en HU- Hadassah Medical Center y el presidente de la Asociación Israelí de Médicos de Salud Pública, en asociación con Smoke Free Israel, la Asociación Médica de Israel, el Ministerio de Salud e investigadores de la Universidad George Washington en los EE. UU., Los investigadores encontraron hallazgos nuevos e inquietantes que muestran que las empresas tabacaleras aprovechan todas las lagunas posibles para seguir comercializando sus productos nocivos entre los adolescentes y crear nuevos clientes para sus productos.

La enmienda a la legislación que prohíbe el tabaco y la publicidad de productos para fumar entró en vigencia en enero de 2020 e incluyó, entre otras estipulaciones, la prohibición de exhibir tabaco y productos para fumar en los puntos de venta y el requisito de que todos los productos se vendan en estándares estandarizados. Embalaje sin elementos de marca. El objetivo principal de estas enmiendas era reducir la exposición de los niños y adolescentes a las tácticas de marketing agresivas de las empresas tabacaleras y a los productos mismos.

Sin embargo, los investigadores encontraron que las empresas tabacaleras aprovecharon las lagunas existentes en la legislación y la falta de aplicación, que no estaba especificada en la legislación, para continuar comercializando y publicitando agresivamente sus productos. Por ejemplo, las compañías tabacaleras instalaron gabinetes elegantes y exclusivos para productos de tabaco que eran llamativos y prominentes, junto con grandes carteles que decían “Vendemos productos de tabaco”. De esta forma, los niños y adolescentes continúan estando expuestos a la presencia de productos de tabaco en los puntos de venta.

Además, varias empresas tabacaleras aprovecharon la excepción de los medios impresos de la prohibición de publicidad para seguir promocionando sus productos en los periódicos. Según Bar-Zeev, estos hallazgos revelan que las empresas tabacaleras no se detendrán ante nada para conseguir que una nueva generación se vuelva adicta al tabaquismo de las personas, lo que incluye la explotación de todas las lagunas legales, incluida la falta de aplicación.

“Las tasas de tabaquismo se han mantenido estables en un 20% durante los últimos diez años. Hacemos un llamado al Ministro de Salud, MK Yuli Edelstein, y al Director General del Ministerio de Salud, Prof. Hezi Levi, para que actúen de manera decisiva contra la comercialización de productos de tabaco y corrijan las fallas de la legislación actual, incluida la especificación de un plan de cumplimiento efectivo, cancelando la exención de los medios impresos de la prohibición de publicidad y adición de advertencias sanitarias gráficas a todos los productos de tabaco “; Bar-Zeev concluyó.

La Fundación Alfred Landecker anuncia una contribución de $ 13 millones de dólares para la Universidad Hebrea de Jerusalén.

La beca académica germano-israelí más grande de la historia para promover la investigación sobre los derechos humanos y las protecciones de las minorías en la era del creciente nacionalismo y autoritarismo.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

La Fundación Alfred Landecker ha otorgado a la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU) una subvención de $ 13 millones de dólares para financiar iniciativas académicas que se centran en las causas y consecuencias del Holocausto, promover estudios sobre derechos humanos, protección de las minorías, estado de derecho y reparaciones. por agravios e injusticias históricas.

Como parte de la subvención, se establecerán tres nuevas iniciativas académicas en la Universidad Hebrea, entre ellas el Instituto Jacob Robinson para la Historia del Pensamiento y la Práctica Jurídica. El Dr. Robinson, un historiador de la destrucción de los judíos de Europa del Este durante el régimen nazi, se desempeñó como consultor en los juicios por crímenes de guerra de Nuremberg y trabajó en el enjuiciamiento de asesinos nazis, incluido Adolf Eichmann. También participó en la redacción del acuerdo de reparación entre Israel, el pueblo judío y Alemania, y ayudó a establecer el brazo de investigación de Yad Vashem.

En segundo lugar, la subvención establecerá la Cátedra Landecker-Benjamin B. Ferencz en el Estudio de la Protección de Minorías y Grupos Vulnerables. Ferencz fue un abogado estadounidense que investigó los crímenes de guerra nazis después de la Segunda Guerra Mundial y fue un feroz defensor del establecimiento de una Corte Penal Internacional. En tercer lugar, la subvención creará el Laboratorio de Humanidades Digitales Alfred Landecker en la Universidad Hebrea para investigar testimonios orales de sobrevivientes de crímenes masivos. Además, la subvención proporcionará más fondos para el Centro Minerva de Derechos Humanos de la Universidad Hebrea.

Esta prestigiosa beca es uno de los primeros grandes proyectos de la Fundación Landecker, como parte de su compromiso de crear una red académica internacional que aborde aspectos clave en la protección de los valores democráticos, el pluralismo y las minorías étnicas, religiosas y culturales en una época de nacionalismo. y autoritarismo emergente.

Esta donación es una subvención fundamental para aprovechar las lecciones aprendidas del colapso de las instituciones democráticas en la década de 1930: el surgimiento y proliferación de regímenes autoritarios y dictatoriales, la disminución de la protección de los derechos de las minorías, la posterior Guerra Mundial y el Holocausto cometido en su sombra como un crimen supremo contra la humanidad, cometido contra el pueblo judío.

“Estoy orgulloso de que, al comienzo de mi asignación como director ejecutivo de la Fundación Alfred Landecker, nuestra primera donación importante se destina a una de las instituciones académicas más destacadas del mundo y más importantes de Israel, la Universidad Hebrea de Jerusalén. La fundación apoya con gusto la investigación y la difusión académica de cuestiones jurídicas e históricas relacionadas con el establecimiento y el fortalecimiento de los derechos humanos, tanto individuales como colectivos. Estos temas fueron el interés central y la actividad de los principales eruditos legales judíos a lo largo del conflicto del siglo XX. Ese legado debe continuar, fortalecerse y aplicarse durante tiempos excepcionalmente precarios ”, dijo Andreas Eberhardt, CEO de la Fundación Alfred Landecker.

“La Universidad Hebrea tiene el honor de recibir esta prestigiosa subvención de la Fundación Alfred Landecker. El financiamiento nos permitirá expandir nuestro objetivo de nutrir a una nueva generación de líderes públicos y profesionales, una que trabajará incansablemente para salvaguardar los derechos humanos y los derechos de las minorías, y para cumplir con un estado de derecho que protege la santidad de la vida. Este espíritu es el núcleo de los fundamentos judíos y democráticos de Israel y de nuestra propia carta académica ”, comentó el profesor Asher Cohen, presidente de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Future Meat gana el concurso de startups de innovación FoodTech de Calcalist.

Los sectores en los que se centró la competencia incluyeron tecnología alimentaria, tecnología agrícola, salud, optimización de la cadena de suministro, experiencia del consumidor, ventas directas e innovación de marketing.

Fuente: www.israel21c.org

Future Meat Technologies Ltd. fue coronada como la ganadora del concurso de startups de Calcalist, en asociación con Tnuva, con el objetivo de encontrar la próxima gran innovación de FoodTech.

La empresa de biotecnología que desarrolla tecnología para la producción de carne libre de transgénicos directamente a partir de células animales, sin necesidad de criar o sacrificar animales, superó a Amai Proteins Ltd., que produce proteínas dulces como edulcorantes y sustitutos del azúcar en primer lugar. NextFerm terminó en tercer lugar con sus productos de ingredientes activos para la industria alimentaria.

El equipo de jueces junto con la firma de contabilidad Somekh Chaikin, la firma miembro de KPMG en Israel, había seleccionado previamente a 11 empresas líderes entre docenas de inscripciones para participar en el evento final.

Los sectores en los que se centró la competencia incluyeron tecnología alimentaria, tecnología agrícola, salud, optimización de la cadena de suministro, experiencia del consumidor, ventas directas e innovación de marketing.

Los jueces que determinaron los ganadores fueron la profesora Marcelle Machluf, decana de la Facultad de Biotecnología e Ingeniería de Alimentos del Technion – Instituto de Tecnología de Israel, el editor Calcalist Yoel Esteron, el director ejecutivo de Tnuva, Eyal Melis, el socio de OurCrowd Liat Sverdlov, Yanai Oron un socio gerente en Vertex Ventures, Tami Miron, directora de tecnología de la incubadora Fresh Start FoodTech, Eyal Rosenthal, socio de Finistere Ventures, Shai Cohen CINO y director de la Unidad de Innovación Corporativa de Tnuva, Oren Avrashi, director de RSC e Innovación de Tempo beverages, y Ron Tzadok, en representación de Dina Pasca-Raz, socia y directora de tecnología de Somekh Chaikin como contable acompañante.

“Si bien en Tnuva estamos haciendo los ajustes necesarios a corto plazo debido a la pandemia de Covid-19, también seguimos mirando hacia el futuro”, dijo el CEO de Tnuva, Eyal Melis. “Tnuva es líder en dos de las principales revoluciones de la industria alimentaria en Israel: la cuarta revolución industrial, es decir, fábricas inteligentes que utilizan Big Data e IA en el proceso de fabricación, y la revolución de las proteínas alternativas, que es el resultado de tendencias como la animal bienestar, sostenibilidad y salud. Hay más de 1.000 empresas que operan actualmente en el mercado de proteínas alternativas. Las ventas de este mercado han aumentado un 600% durante la pandemia en comparación con el mercado de proteínas animales. Casi el 60% de los consumidores israelíes incluyen proteínas alternativas en su dieta semanal “.

El CEO de Future Meat, Yaakov Nahmias, fundador del Centro de Bioingeniería de la Universidad Hebrea de Jerusalén, habló de las razones detrás del increíble crecimiento del consumo de proteínas alternativas.

“La carne es una parte fundamental de la cultura humana. Pero el consumo de carne ha alcanzado un punto máximo en el que ya no tenemos suficiente espacio, agua e incluso comida para criar las vacas que queremos comer. Además, la cría de ganado crea el 16% de la población mundial gases de efecto invernadero y esa es la razón por la que el mercado de alternativas a la carne está creciendo masivamente ”, dijo Nahmias.

La vacuna contra la tuberculosis puede reducir la enfermedad de Covid-19.

“Nuestros hallazgos sugieren que podría valer la pena explorar los protocolos de la vacuna BCG en el contexto de la pandemia actual”, dicen los científicos israelíes.

Fuente: www.israel21c.org

Una vacuna contra la tuberculosis parece brindar cierta protección contra el Covid-19 para las personas menores de 24 años, según un nuevo estudio israelí.

El estudio, dirigido por el investigador Dr. Nadav Rappoport de la Universidad Ben-Gurion del Negev junto con colegas de la Universidad Hebrea de Jerusalén, encontró una correlación entre las políticas de los países para la vacuna Bacille Calmette-Guérin (BCG) contra la tuberculosis y esos países. ‘Resultados de Covid-19.

La protección parece ser significativa principalmente entre aquellos que recibieron la vacuna en los últimos 15 años. Los investigadores no encontraron un efecto similar entre los adultos mayores que recibieron la vacuna BCG hace más de 15 años.

Sus datos revelaron que la vacunación con BCG estuvo constantemente entre los dos efectos principales en 55 países estudiados (que comprenden casi el 63 por ciento de la población mundial).

Rappaport, que forma parte del departamento de ingeniería de sistemas de información y software de BGU, y sus colegas normalizaron los datos para que los países estuvieran alineados en la primera fecha en la que cada país alcanzó una tasa de mortalidad de 0,5 muertes por millón o más. Los investigadores también controlaron las variables demográficas, económicas, relacionadas con la restricción pandémica y relacionadas con la salud. Solo se incluyeron países con una población de al menos 3 millones.

La investigación también comparó cómo la vacuna BCG en todo el país en comparación con las vacunas para otras enfermedades como el sarampión y la rubéola. Rappaport y su equipo encontraron que otras vacunas no tenían una asociación significativa con los resultados de Covid-19.

La investigación israelí no es la primera en encontrar un efecto de BCG más allá de la tuberculosis. Investigadores de los Países Bajos han informado que la vacuna parece tener un efecto estimulante general sobre el sistema inmunológico. El estudio de los Países Bajos no probó BCG específicamente para los resultados de Covid-19, pero muestra una “imagen cautelosamente positiva” con un menor número de personas enfermas en el período marzo-mayo de 2020 entre el grupo vacunado, así como menos quejas de fatiga.

Otro estudio estadounidense sugiere que, si la vacuna BCG hubiera sido obligatoria hace varias décadas, el número de muertes en la primera ola de Covid-19 en los Estados Unidos podría haber disminuido hasta en un 80%.

BCG es la vacuna que más se recibe en el mundo. Por lo general, se administra poco después del nacimiento o durante la primera infancia.

“Proponemos que la cobertura de inmunización con BCG, especialmente entre la población vacunada más recientemente, contribuye a atenuar la propagación y la gravedad de la pandemia Covid-19”, concluyeron los investigadores israelíes. “Nuestros hallazgos sugieren que podría valer la pena explorar los protocolos de la vacuna BCG en el contexto de la pandemia actual”.

¿Funciona realmente el encierro?

A medida que el coronavirus continúa arrasando, los expertos de Israel debaten los beneficios de mantener a las poblaciones en casa para detener la propagación de la infección.

Fuente: www.israel21c.org

El encierro es una estrategia de salud pública que muchos países han utilizado para prevenir la propagación de Covid-19. Algunos gobiernos impusieron bloqueos nacionales o regionales. Otros restringieron el movimiento por la noche, fines de semana o semanas alternas.

Con la pandemia en su segunda ola, y algunos países como Australia ya imponen bloqueos en ciertas ciudades o regiones, las naciones están debatiendo la conveniencia de los bloqueos. Los formuladores de políticas deben decidir qué es peor: la rápida propagación de enfermedades o las consecuencias emocionales y económicas de poner en cuarentena a todos menos a los trabajadores esenciales.

Es una pregunta compleja y los expertos israelíes con los que hablamos no están de acuerdo en una respuesta.

Dr. Hagai Levine: Sin bloqueo

El Dr. Hagai Levine, epidemiólogo, es presidente de la Asociación Israelí de Médicos de Salud Pública y es miembro de la facultad de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Hebrea.

“Un encierro es una medida extrema. Esto debe guardarse como último recurso para situaciones muy inusuales de enfermedades muy contagiosas y mortales. Esta no es la situación con Covid ”.

En abril, Levine y dos expertos en banca y finanzas de la Universidad Hebrea emitieron un informe, “Manejo de la pandemia Covid-19 sin destruir la economía”, afirmando que la cuarentena prolongada es un enfoque “medieval” y no es necesario para controlar Covid-19.

“Al principio, no sabíamos lo suficiente sobre cómo se propagaba el virus [SARS-CoV-2] e incluso entonces, los profesionales de la salud pública pensaron que la respuesta debería ser más proporcional al riesgo específico”, dice Levine.

“Ahora sabemos mucho más sobre el virus. El riesgo de transmisión al aire libre es muy bajo. Por tanto, no tiene ningún sentido, desde el punto de vista de la eficiencia o de la salud pública, obligar a las personas a quedarse en casa ”, prosigue.

“Lo que tenemos que hacer son medidas proporcionales para reducir la transmisión, de modo que logremos lentamente una reducción de la enfermedad”.

Las medidas que defiende son cosas que se le ha pedido a la gente que haga durante la pandemia: uso de máscaras, lavado de manos y distanciamiento social. Él dice que sin ellos, incluso un bloqueo extremo no ayudará porque la gente todavía sale a comer, a tomar medicinas y a hacer caminatas cortas.

Pero como todos sabemos, mucha gente ignora estas directivas.

“El comportamiento no cambia solo por las restricciones, sino también por la participación de las personas y su participación en la prevención de la transmisión”, dice Levine.

“No le dices a la gente: ‘Eres malo por no seguir instrucciones’. Les muestras que estás trabajando por el mismo objetivo. Explica que reunirse en espacios cerrados es arriesgado y en espacios abiertos mucho menos riesgoso. Brinda soluciones para que las personas se eduquen sobre cómo socializar, trabajar y consumir entretenimiento.

“Necesitamos que la gente comprenda lo importante que es evitar cualquier contacto innecesario. Si no tenemos esta motivación interna, nada funcionará ”, concluye Levine.

Yaneer Bar-Yam: El bloqueo apagará el fuego

Yaneer Bar-Yam tiene un doctorado en física del MIT y dirige el New England Complex Systems Institute, una institución de investigación y educación independiente en Massachusetts.

Durante los últimos 15 años, ha utilizado herramientas matemáticas para ayudar a los gobiernos y las organizaciones a abordar problemas, incluidas pandemias como el ébola. Bar-Yam advirtió hace mucho tiempo que el aumento de los viajes internacionales desencadenaría pandemias.

En febrero, lanzó EndCoronavirus, una coalición internacional que desarrolla y promueve soluciones basadas en la comunidad para legisladores, empresas e individuos.

Bar-Yam señala que Israel respondió inicialmente al brote de Covid-19 enérgicamente cerrando sus fronteras y ordenando un cierre. Pero relajar estas medidas cuando los casos nuevos cayeron a 20 por día llevó a un segundo pico.

“Si apagas un incendio en tu casa y lo bajas a un fuego pequeño y luego te alejas, el fuego volverá a crecer”, así lo expresa.

“Esta no es una enfermedad natural que circula en la población. Está impulsado por una dinámica simple. Crece exponencialmente en una población que se comporta normalmente hasta que la población toma acciones claras como el distanciamiento social de las personas que podrían estar enfermas y el aislamiento de las personas que están enfermas según lo determinen los síntomas o las pruebas ”.

Bar-Yam ve tres opciones: “O relajas las restricciones y las infecciones seguirán creciendo; mantener la situación actual [de limitar las reuniones y exigir el uso de máscaras], donde tendrá un número constante pero alto de casi 2000 casos nuevos por día; o elija acciones más fuertes y la cantidad de casos por día disminuirá “.

Los tomadores de decisiones deben considerar cuánto tiempo tomará cada método para detener la transmisión, dice.

“La menor cantidad de tiempo requiere la acción más fuerte. Dentro de cuatro a seis semanas, cualquier lugar del mundo puede tener transmisión cero. Tardará más cuanto más laxo sea “.

Bar-Yam dice que entiende que la gente quiere volver a la normalidad, pero no puede entender la resistencia a los bloqueos.

“La forma de hacer todas las cosas que todo el mundo quiere hacer, y la forma de salvar vidas, prevenir enfermedades y hacer que la economía se recupere, todo resulta de reducir la transmisión a cero”, dice.

“Algunos países han llegado a cero y otros casi a cero. Hay una diferencia real. Solo cuando llegas a cero, la normalidad se vuelve posible. Es un hecho matemático muy sencillo “, dice Bar-Yam.

“Es posible que aún tenga que apagar un incendio ocasional después de llegar a cero, pero puede manejar esos brotes y una economía normal aún puede prosperar. Si seguimos pasando por bloqueos parciales, no ayudará “.

Bar-Yam es un defensor de los cierres por zonas en áreas problemáticas durante dos ciclos de enfermedades, de cuatro a seis semanas en total. “Esta estrategia de ‘zona roja / zona verde’ puede erradicar la transmisión si se implementa con intención y se mantiene el tiempo suficiente para ser efectiva”.

Dov Shvarts: bloqueo parcial

l profesor Dov Shvarts de la Universidad Ben-Gurion, ex científico jefe y actual asesor de la Comisión de Energía Atómica de Israel, aboga por los toques de queda nocturnos, los cierres de fin de semana y la cuarentena voluntaria para las personas mayores de 67 años y otros grupos en riesgo.

El plan de cierre parcial que ha estado promoviendo Shvarts duraría de tres a cuatro semanas y permitiría a las personas ir al trabajo y a la escuela.

“Todos los fines de semana, desde el viernes por la mañana hasta el domingo por la mañana, habría un cierre completo. Además, todas las noches habría un cierre después de las 8 pm y todos los lugares de entretenimiento y esparcimiento estarían cerrados ”, dijo.

Eso incluye gimnasios, piscinas, restaurantes y teatros, así como lugares de culto. Solo se permitiría que permanecieran abiertas las empresas y establecimientos médicos esenciales.

A todos los que pertenecen a grupos de alto riesgo, incluidos los ancianos, se les pedirá, no se les obligará, a observar un cierre total durante esas tres o cuatro semanas de acuerdo con el plan de Shvarts.

Si los principales líderes espirituales de Israel, el primer ministro y el presidente, todos mayores de 70 años, anunciaran que son los primeros en aislarse, dice, “al menos el 50 por ciento de la población mayor obedecerá voluntariamente las restricciones”.

Shvarts dice que sin un bloqueo, Israel no saldrá de la segunda ola.

“El bloqueo es la opción matemática correcta. Se ha demostrado que es un método eficaz para minimizar el número de personas que contraen el virus y de pacientes en estado grave ”.

Baruch Barzel: bloqueo alterno

Un modelo de bloqueo alterno fue propuesto en abril por el profesor Baruch Barzel de la Universidad de Bar-Ilan, del Instituto de Ciencia de Datos de la universidad y del Centro Multidisciplinario de Investigación del Cerebro de Gonda.

La población se dividiría en dos grupos, rojo y azul, y cada grupo alternaría entre una semana de encierro y una semana de actividad regular.

“Se tarda aproximadamente una semana, en promedio, en llegar a la etapa infecciosa máxima y es entonces cuando debes estar aislado. Si trabaja una semana y se queda en casa durante una semana, la persona promedio estará en casa en el momento pico de infección. Este modelo se sincroniza con el ciclo de la enfermedad y hace que la experiencia sea mucho más fácil ”, dice Barzel a ISRAEL21c.

“Una cuarentena general no es igualitaria; por ejemplo, es terrible para los dueños de restaurantes pero no es mala para los profesores universitarios. La idea 50-50 no solo aplana la curva epidémica, sino también la curva socioeconómica. Todo el mundo puede seguir funcionando y la carga se reparte equitativamente “.

La idea de Barzel generó el interés de unos 15 gobiernos mundiales, incluido el de Israel. Aunque no se implementó, cree que esta opción debe estar completamente planificada y lista si es necesario.

“Actualmente, la mayoría de los expertos están de acuerdo en que no es necesaria la cuarentena”, dice Barzel. “Por mucho que las cifras sean altas y preocupantes, no vemos un patrón de crecimiento exponencial. Hemos visto un crecimiento lineal durante algunas semanas, un nivel constante de alrededor de 1500 casos nuevos por día. El crecimiento lineal es manejable “.

Él dice que con mejores incentivos para un comportamiento responsable y un mejor rastreo de contactos, “podemos vivir de esta manera durante un año si es necesario”.

Pero en caso de que el contagio crezca exponencialmente, quiere que el gobierno esté preparado para un bloqueo alternativo para que “la cuarentena no sea un escenario apocalíptico; será una opción razonable en el transcurso de cinco o seis semanas “.

Él prevé que cada autoridad local asigne residentes al grupo azul o rojo por dirección. La autoridad se encargaría de las solicitudes de cambio de un grupo a otro, por ejemplo, para facilitar una situación de trabajo o cuidar a alguien de un grupo diferente.

“No necesito cohortes exactamente iguales, por lo que se concederán todas las solicitudes razonables”, dice Barzel.

Una aplicación informaría a cada persona en qué grupo se encuentra y cuándo debe estar bloqueado. Los guardianes de los edificios públicos verificarían la aplicación para asegurarse de que no ingrese nadie del grupo actualmente en cuarentena.

La policía no haría cumplir la ley, sino a través de la creación de motivación (no enfermarse) y un marco de cooperación (los lugares de trabajo, las tiendas, los restaurantes y las escuelas no admitirán a personas del grupo en cuarentena).

Barzel compara la motivación con “Quiero perder peso, así que no comeré chocolate” y el marco con “No hay chocolate disponible, así que no hay razón para salir de casa”.

Barzel dice que se pueden resolver otros detalles, por ejemplo, cómo manejar las emergencias relacionando a la persona necesitada con un proveedor de servicios en su grupo.

La simulación de Bar-Ilan sugiere que si la proporción de “desertores” (personas que continúan activas durante su fase de encierro o que ocupan puestos esenciales y no pueden ser puestos en cuarentena) se mantiene por debajo del 30%, la propagación viral aún podría superarse.

Compañía israelí ha desarrollado una tecnología que combina ingredientes de una fórmula innovadora a base de plantas, impresión por robot en 3D y métodos de cocción avanzados.

Las casas de inversión Mor y Meitav Dash invertirán $ 3 millones en la empresa israelí de alternativas a la carne a base de plantas SavorEat y recibirán opciones para invertir $ 1 millón más.

Fuente: Globes Israel Business News

La inversión de Mor y Meitav Dash tiene una valoración de la empresa de $ 25 millones y se llevará a cabo en dos etapas de acuerdo con los hitos de cumplimiento de la empresa. $ 1 millón se invertirá inmediatamente a una valoración de $ 13 millones y $ 2 millones más se invertirán a una valoración de hasta $ 35 millones.

Esta es la segunda ronda de financiamiento de SavorEat en dos semanas, con $ 4.75 millones recaudados. Se recaudaron $ 1,75 millones de Millennium Foodtech Partnership (que celebró su OPI de TASE a principios de este mes) a una valoración de $ 7 millones.

SavorEat fue fundada en 2018 por la directora ejecutiva Racheli Vizman, el científico jefe, el profesor Oded Shosayev, y el profesor Ido Braslevsky. La compañía tiene ocho empleados y trabaja con un equipo de consultores senior y socios líderes, incluido BBB Group, y el chef Einav Cohen, quien se desempeña como consultor culinario senior de la corporación multinacional Unilever, y otros. La tecnología, que fue desarrollada en la Facultad de Agricultura de la Universidad Hebrea, ha recibido una licencia de comercialización exclusiva de la empresa de transferencia de tecnología Yissum de la Universidad.

SavorEat ha desarrollado una tecnología que combina ingredientes de una fórmula innovadora a base de plantas, impresión de robot 3D y métodos de cocción avanzados. SavorEat puede fabricar y cocinar productos que imitan distintivamente el sabor y la textura de la carne (incluida la grasa, los tendones y las fibras) con el potencial de fabricación de otros alimentos. Los ingredientes provienen de fuentes vegetales y están protegidos por patente. La producción de cada ración la lleva a cabo un “robot chef”, que integra métodos de fabricación automáticos y autónomos con métodos únicos de impresión y calentamiento 3D, lo que facilita la cocción completa de las raciones. El robot permite la personalización de muchas dimensiones de la porción, sin tocar por manos humanas.

SavorEat puede fabricar una gama de texturas simulando la carne con alta precisión, permitiendo además la adaptación individual de la composición de cada ración a la preferencia personal y la salud del cliente, una mayor vida útil y fabricar productos que no contengan gluten / OMG / y conservantes. .

Mor Investment House dijo: “La industria alimentaria de la ganadería es una de las principales razones del calentamiento global y la principal causa de las emisiones de gases cálidos y el daño al medio ambiente, y por lo tanto el interés internacional en reducir la contaminación y un consumo más inteligente y alimentos más nutritivos. Por ello, creemos que existe potencial para el desarrollo de los manjares de SavorEat “.

Esta es la segunda ronda de financiamiento de SavorEat en dos semanas, con $ 4.75 millones recaudados. Se recaudaron $ 1,75 millones de Millennium Foodtech Partnership (que celebró su OPI de TASE a principios de este mes) a una valoración de $ 7 millones.

SavorEat fue fundada en 2018 por la directora ejecutiva Racheli Vizman, el científico jefe, el profesor Oded Shosayev, y el profesor Ido Braslevsky. La compañía tiene ocho empleados y trabaja con un equipo de consultores senior y socios líderes, incluido BBB Group, y el chef Einav Cohen, quien se desempeña como consultor culinario senior de la corporación multinacional Unilever, y otros. La tecnología, que fue desarrollada en la Facultad de Agricultura de la Universidad Hebrea, ha recibido una licencia de comercialización exclusiva de la empresa de transferencia de tecnología Yissum de la Universidad.

SavorEat ha desarrollado una tecnología que combina ingredientes de una fórmula innovadora a base de plantas, impresión de robot 3D y métodos de cocción avanzados. SavorEat puede fabricar y cocinar productos que imitan distintivamente el sabor y la textura de la carne (incluida la grasa, los tendones y las fibras) con el potencial de fabricación de otros alimentos. Los ingredientes provienen de fuentes vegetales y están protegidos por patente. La producción de cada ración la lleva a cabo un “robot chef”, que integra métodos de fabricación automáticos y autónomos con métodos únicos de impresión y calentamiento 3D, lo que facilita la cocción completa de las raciones. El robot permite la personalización de muchas dimensiones de la porción, sin tocar por manos humanas.

SavorEat puede fabricar una gama de texturas simulando la carne con alta precisión, permitiendo además la adaptación individual de la composición de cada ración a la preferencia personal y la salud del cliente, una mayor vida útil y fabricar productos que no contengan gluten / OMG / y conservantes. .

Mor Investment House dijo: “La industria alimentaria de la ganadería es una de las principales razones del calentamiento global y la principal causa de las emisiones de gases cálidos y el daño al medio ambiente, y por lo tanto el interés internacional en reducir la contaminación y un consumo más inteligente y alimentos más nutritivos. Por ello, creemos que existe potencial para el desarrollo de los manjares de SavorEat “.