Cómo gestionar la pandemia de COVID-19 sin destruir la economía: Un nuevo estudio de la Universidad Hebrea.

En un nuevo estudio publicado en línea en www.arxiv.com, Profs. David Gershon, Alexander Lipton y Hagai Levine muestran que, basándose en datos de la vida real, Israel y otros países podrían haber controlado COVID-19 sin bloqueo.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

En teoría, las autoridades pueden detener una epidemia utilizando el método medieval de poner en cuarentena a toda la población durante un período suficientemente prolongado. Sin embargo, el costo económico y social de un bloqueo prolongado en estos días es catastrófico en cualquier dimensión. Las consecuencias esperadas incluyen el enorme desempleo y los aspectos sociales de la cuarentena, como el aislamiento y la soledad, el bajo acceso a la atención médica, el abuso de drogas y la violencia doméstica, el hambre y los disturbios sociales y, además, la destrucción de la economía causará un enorme déficit que pesará abajo de la economía durante años. Se espera preguntar si el bloqueo es realmente necesario o si es un acto que los gobiernos provocaron demasiado tarde cuando la pandemia ya se ha extendido masivamente. A menudo, los gobiernos declaran que el objetivo del bloqueo es “aplanar la curva”, o en palabras simples, para garantizar que el sistema de salud no exceda su capacidad total. En el caso de COVID-19, la medida probable es si el número de camas en la unidad de cuidados intensivos (UCI) es suficiente para todos los pacientes que requieren UCI.

El Prof. David Gershon y el Prof. Alexander Lipton de la Escuela de Negocios de Jerusalén en la Universidad Hebrea, ambos conocidos expertos en Finanzas y Fintech y el Prof. Hagai Levine de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Hebrea, un destacado epidemiólogo de enfermedades infecciosas y El médico de salud pública, desarrolló un modelo muy detallado y preciso para calcular el consumo de camas de UCI y camas de hospital en general durante la propagación de la pandemia. El modelo considera cada una de las etapas de la enfermedad y se separa entre los diferentes grupos de población (por ejemplo, por su vulnerabilidad a la enfermedad, densidad residencial, características de comportamiento, etc.) y calcula la tasa de infección, hospitalización y camas en la UCI para las diferentes poblaciones.

El modelo fue calibrado con datos en tiempo real de artículos de investigación recientes sobre COVID-19 en diferentes países con información sobre las tasas de infección, hospitalización y casos de muerte, así como el número de pacientes en la UCI.

Según el modelo, si un país adopta una política de distanciamiento social tanto como sea posible, incluso en el trabajo, 14 días de cuarentena de cada persona con síntomas como fiebre o tos, evaluando a todas las personas con síntomas y medidas de higiene, incluidas mascarillas lugares públicos, entonces en la mayoría de los casos no hay necesidad de bloqueo. En este momento, toda la población de alto riesgo es consciente del peligro y la necesidad de protegerse en exceso en general más que la población de bajo riesgo. Naturalmente, las pruebas frecuentes son una ventaja que mejora el control de la infección, pero el modelo supone que existen limitaciones con la cantidad de pruebas que se pueden proporcionar.

Una de las conclusiones del modelo es que en países donde el número de camas en la UCI para pacientes con COVID-19 es superior a 60 camas en la UCI por millón (dependiendo de la relación entre la población de alto y bajo riesgo y el nivel de cumplimiento de la población con respecto a las medidas de higiene), entonces no es necesario el cierre y cuando el número de camas de UCI para COVID-19 por millón de personas es inferior a 60, entonces puede ser necesaria una cuarentena parcial temporal de la población de alto riesgo, pero en cualquier caso la economía y la sociedad pueden continuar funcionar.

Cuando los números que corresponden a Israel se conectan al modelo, entonces bajo los peores supuestos y sin ningún bloqueo, el número de camas en la UCI para pacientes con COVID-19 no excederá de 600. Se publicó que antes de la explosión de COVID-19 había 2000 camas en Israel y actualmente alrededor de 3000 camas. Esto significa que el bloqueo fue innecesario y podría detenerse y reemplazarse con una política responsable de comportamiento higiénico en los lugares públicos mencionados anteriormente.

Se pueden explorar los resultados del modelo de países como Suecia, Singapur, Taiwán y Corea del Sur. En todos estos países nunca hubo un cierre y el sistema de salud nunca se acercó a su capacidad máxima, a pesar de que el número de camas de UCI por población es menor que en Israel. La investigación del Instituto Gertner del Ministerio de Salud israelí proporciona otra evidencia, que muestra que el 9 de marzo, cuando la enfermedad acaba de comenzar en Israel, la tasa de infección era muy alta (el número de reproducción era 3.0) y gracias a la conciencia de la población Para la enfermedad y las medidas de precaución tomadas por la mayoría de la población, la tasa de infección disminuyó significativamente (el número de reproducción fue de 1,3 el 22 de marzo), antes del inicio del período de bloqueo. Desde el comienzo del bloqueo, la reducción adicional en la tasa de infección fue menor y muy probablemente es el resultado del comportamiento de la población y no el bloqueo en sí.

Con respecto a países como Italia, España y los Estados Unidos, donde a pesar del bloqueo de miles de personas murieron, la explicación es doble. Primero, en estos países la cantidad de personas que mueren cada año por gripe estacional es extremadamente alta, entre las razones se encuentra el porcentaje excepcionalmente alto de alto riesgo.

La Fundación Edmond De Rothschild dona 15 millones de NIS para financiar investigaciones de COVID-19 en la Universidad Hebrea.

La donación financiará a 60 equipos de investigación en Universidad Hebrea que están trabajando para encontrar una vacuna, producir métodos de prueba más rápidos y más baratos, y desarrollar tratamientos dirigidos para aquellos afectados por COVID-19.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

El profesor Asher Cohen, presidente de Universidad Hebrea: “Desde el estallido de la pandemia, muchos investigadores y laboratorios de la Universidad han estado trabajando incansablemente para desarrollar una solución científica al desafío del coronavirus. Varios de estos esfuerzos ya están cerca del mercado”.

Baronesa Ariane de Rothschild: “Vemos la ciencia como una herramienta clave para mejorar las capacidades humanas, y es simbólico que Israel, con sus instituciones académicas y centros médicos líderes en el mundo, lidere también en este frente. La familia Rothschild está al lado de Israel y Estoy seguro de que juntos superaremos esta crisis “.

Miki Kliger, Vicepresidente de la Fundación Rothschild: “Como en el pasado, la familia Rothschild apoya al Estado de Israel durante sus tiempos difíciles. Junto con sus actividades cotidianas para reducir las brechas en la sociedad israelí a través de la educación superior, el Edmond La Fundación de Rothschild está comprometida a ayudar al Estado de Israel y a sus residentes durante esta pandemia actual “.

Profesor Reem Sari, Vicepresidente de Investigación y Desarrollo de UH: “La generosa donación de la Fundación Edmond de Rothschild acortará el cronograma para los tan necesarios kits y tratamientos de diagnóstico de corona. Me gustaría agradecer personalmente a todos los investigadores, asistentes de laboratorio y estudiantes que se han movilizado 24/7 para eliminar el virus “

Profesor Uriel Levy, Director del Centro de Nanociencia y Nanotecnología de HU: “Mi más sincero agradecimiento a los investigadores de nanotecnología de la Universidad Hebrea. Han estado trabajando las 24 horas para encontrar diversas soluciones para esta amenaza global, esfuerzos que asegurarán un rápido retorno a nuestras vidas pre-coronavirus “.

Investigadores de la Universidad Hebrea desarrollan una prueba de diagnóstico COVID-19 que es 10 veces más rápida.

La prueba utiliza materiales comúnmente encontrados en laboratorios.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

Los medios de comunicación de todo el mundo han informado de una escasez de materiales de prueba COVID-19. Esta escasez ralentiza la tasa de pruebas y aumenta la tasa de infección, ya que miles de pacientes no diagnosticados caminan, infectando sin saberlo a poblaciones sanas y en riesgo. Ahora, el profesor Nir Friedman del Instituto de Ciencias de la Vida y la Escuela de Ingeniería y Ciencias de la Computación de la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU) y la profesora Naomi Habib en el Centro Edmond y Lily Safra para la Ciencia del Cerebro de HU han desarrollado una forma más rápida y económica de evaluar COVID-19 utilizando materiales comúnmente encontrados en laboratorios de diagnóstico.

Las pruebas para detectar COVID-19 actualmente implica extraer moléculas de ARN de la muestra de hisopo de un paciente para ver si contienen ARN viral que confirma la presencia del virus COVID-19. El nuevo método desarrollado por Friedman y Habib puede hacer lo mismo, solo que más rápido. Como compartió Habib, “El protocolo de detección de virus que desarrollamos es de cuatro a diez veces más rápido que el protocolo actual. Se basa en perlas magnéticas y funciona tanto de forma robótica como manual. El protocolo robótico ya ha sido probado en el Hospital Hadassah y ahora está completamente desarrollado. Operacional.”

Otra ventaja de este nuevo método de prueba es su bajo precio. La prueba se basa en materiales fácilmente disponibles y fáciles de fabricar localmente, lo que lo hace significativamente más barato que los kits importados. Las cuentas magnéticas son el único elemento en el protocolo que aún debe importarse desde el extranjero. Sin embargo, estas cuentas se pueden reciclar y usar una y otra vez. Como explicó Friedman, “nuestra prueba COVID-19 reduce significativamente la dependencia de los laboratorios de factores externos. Hasta la fecha, hemos analizado cientos de muestras clínicas del Hospital Hadassah y nuestros resultados fueron idénticos a los encontrados por los kits que se utilizan actualmente”.

El siguiente paso de los investigadores es desarrollar un método que permita analizar decenas de miles de muestras simultáneamente en lugar de la tasa actual de miles de pruebas. Esta hazaña se basaría en la secuenciación genómica y los resultados, hasta ahora, son prometedores. “Nos alientan las indicaciones preliminares (y positivas) de que este método funcionará”, agregó Friedman.

Para completar sus pruebas, Habib y Friedman se han asociado con 15 investigadores y estudiantes de laboratorio de la Universidad. “Es muy conmovedor ver a un gran grupo de investigadores tan dedicados a encontrar una solución a nuestra crisis actual, una que hará que Israel, y con suerte el resto del mundo, vuelva a la normalidad”, dijo Habib. Eso, de hecho, sería una buena noticia para todos.

El equipo de investigación incluye a la Dra. Ayelet Rahat, la Dra. Masha Adam, Alon Chapelbaum, el Dr. Ronen Sadeh y el Dr. Agnes Kloschendler, junto con dos expertos en robótica, el Dr. Uri Shabi y el Dr. Moshe Cohen. El estudio fue financiado por la Fundación Cesarea.

Video del nuevo método: https://youtu.be/DuWu9uGrmrk

Dentro de la carrera por un tratamiento de coronavirus.

Los laboratorios de todo el mundo están probando 6.125 productos químicos contra las dos docenas de proteínas de COVID-19. Un profesor de la Universidad Hebrea lleva a uno de esos laboratorios.

Fuente: www.timesofisrael.com

En un pequeño laboratorio en el campus de Givat Ram de la Universidad Hebrea de Jerusalén, el profesor Shy Arkin y su equipo de tres están “arrojando químicos” a algunas de las proteínas que constituyen el coronavirus, con la esperanza de que una o más de ellas se adhieran.

O al menos ese es el tipo de lenguaje no científico que Arkin utiliza útilmente para describir la frenética investigación que se está llevando a cabo en su y miles de otros laboratorios en todo el mundo, en la batalla para contrarrestar la pandemia que ha traído gradualmente gran parte del esfuerzo humano y interacción hasta casi detenerse.

En cualquier entorno restringido que encuentre este artículo, por lo tanto, le complacerá saber que es optimista. El virus, reconoce Arkin, es particularmente devastador entre los ancianos y otros grupos de alto riesgo. Pero el distanciamiento social es al menos una medida provisional parcialmente efectiva, que le da tiempo a la comunidad científica para encontrar una solución real. Y esa solución, confía, se encontrará.

Arkin se encuentra entre los científicos que sienten que tienen una ventaja en la carrera para detener la pandemia, después de pasar cerca de dos décadas estudiando los componentes de la gripe y el SARS 1, el “predecesor notablemente similar” del COVID-19 actual, que mató 774 personas en 2002-3. Y dice que al menos algunas de las dos docenas de componentes de COVID-19 son proteínas que se sabe que son “aptas para medicamentos”, que los científicos han podido inhibir.

La raza particular en la cual él y todos esos miles de otros laboratorios están involucrados frenéticamente es probar unos 6,000 químicos, medicamentos que ya están aprobados como no tóxicos para los humanos, contra los compuestos constitutivos del virus: “Le arrojas químicos … Si uno de los químicos inhibe un componente, y ese componente es crucial para el virus, el químico es inmediatamente un posible medicamento antivirus “.

¿Suena simple? Bueno, sí y no, como esta entrevista intenta dejar en claro.

Primero en la oficina de Arkin y luego, brevemente, en su pequeño laboratorio, uno de los pocos lugares en el campus universitario que aún funciona. Mientras hablamos, mantuvimos los dos metros obligatorios separados, una tarea que se volvió un poco más difícil cuando ingresamos al laboratorio, y dos miembros de su equipo me mostraron parte del proceso de prueba.

3 Profesores de la Universidad Hebrea ganan prestigiosa beca.

$8 millones de dólares para financiar “Ideas de investigación arriesgadas”, incluyendo Gran Muralla de China y leucemia en adultos.

Fuente: Universidad Hebrea de Jerusalén

Tres profesores de la Universidad Hebrea de Jerusalén (HU) han recibido subvenciones avanzadas del Consejo Europeo de Investigación, anunció el Consejo Europeo de Investigación (ERC). Estas subvenciones financiadas por la UE proporcionan a los adjudicatarios hasta 2,5 millones de euros en “financiación a largo plazo para perseguir proyectos innovadores y de alto riesgo”. En caso necesario, la subvención también proporciona hasta 1 millón de euros en equipos y maquinaria de laboratorio.

La competencia por estas subvenciones es abrupta. De las 2.052 solicitudes recibidas, solo 185 (11%) obtuvieron fondos. Además, estas subvenciones están disponibles solo para investigadores con un historial comprobado de logros significativos. En general, Israel ganó 5 ERC Advanced Grants este año, con 3 en HU y uno en la Universidad de Tel Aviv y el Technion.

Estas subvenciones ERC no solo permitirán a los científicos avanzar en su investigación innovadora, sino que también conducirán a la creación de empleo. Unos 2.000 posdoctorados, estudiantes de doctorado y personal de laboratorio probablemente serán empleados por los 185 ganadores del ERC.

Los tres proyectos de subvención avanzada ERC de la Universidad Hebrea incluyen:

1. Profesor Yinon Ben-Neria, Inmunología e Investigación del Cáncer, Facultad de Medicina de la Universidad Hebrea. Se otorgaron 3.200.000 € para desarrollar un “Onco-Destroyer” para tratar leucemias agudas en adultos.

2. Profesor Gideon Shelach, Estudios Asiáticos, Universidad Hebrea Facultad de Humanidades. Se otorgaron 2.499.750 € para estudiar “El muro: personas y ecología en Mongolia medieval y China”.

3. Profesor Alex Lubotzky, Matemáticas, Universidad Hebrea Facultad de Matemáticas y Ciencias Naturales. Otorgado 1,628,750 € para estudiar “Estabilidad y Testabilidad: TeStability de Grupos y Códigos”. Esta es la tercera vez que Lubotzky gana una beca ERC Advanced.

Carlos Moedas, Comisionado Europeo de Investigación, Ciencia e Innovación, compartió: “Los ERC Advanced Grants respaldan a investigadores destacados en toda Europa. Su trabajo pionero tiene el potencial de marcar la diferencia en la vida cotidiana de las personas y ofrecer soluciones a algunos de nuestros desafíos más urgentes “.

Premio mundial de matemáticas otorgado a Hillel Furstenberg de la Universidad Hebrea.

La Academia Noruega de Ciencias y Letras anunció que otorgará el Premio Abel a Hillel Furstenberg en la Universidad Hebrea de Jerusalén y Gregory Margulis en la Universidad de Yale “por ser pioneros en el uso de métodos de probabilidad y dinámica en teoría de grupos, teoría de números y combinatoria”.

Fuente: www.afhu.org/

El Premio Abel fue establecido por el Gobierno de Noruega en 2001 “para dar a los matemáticos su propio equivalente a un Premio Nobel” y conlleva un premio en efectivo de 7,5 millones de coronas noruegas ($ 834,000 USD). Furstenberg, un sobreviviente de la Kristallnacht, es el primer israelí en ganar este prestigioso premio.

Furstenberg y Margulis inventaron técnicas de caminata aleatoria, una rama central de la teoría de la probabilidad. Una caminata aleatoria es un camino que consiste en una sucesión de pasos aleatorios. Estas técnicas se utilizaron para investigar objetos matemáticos e introdujeron métodos probabilísticos para resolver muchos problemas abiertos en teoría de grupos, teoría de números, combinatoria y teoría de grafos.

“Furstenberg y Margulis sorprendieron al mundo matemático por su ingenioso uso de métodos probabilísticos y caminatas aleatorias para resolver problemas profundos en diversas áreas de las matemáticas”, compartió Hans Munthe-Kaas, presidente del comité de Abel. “Derribaron el muro tradicional entre las matemáticas puras y aplicadas”, continuó, “y abrieron una gran cantidad de nuevos resultados … con aplicaciones a la tecnología de la comunicación y la informática”.

Furstenberg nació en Berlín en 1935. Su familia huyó de la Alemania nazi en 1939 y se estableció en los Estados Unidos. Ya como estudiante universitario, Furstenberg comenzó a desarrollar una reputación como un matemático prometedor. Cuando publicó uno de sus primeros trabajos académicos, comenzaron a circular rumores de que “Furstenberg” no era un individuo sino un seudónimo para un grupo de matemáticos. ¿Cómo puede ser que una persona pueda extraer ideas de tantas áreas diferentes?

Después de enseñar en varias universidades estadounidenses líderes, incluidas Princeton, M.I.T. y la Universidad de Minnesota, Furstenberg se mudó a Israel en 1965 para unirse al Instituto de Matemáticas Einstein de la Universidad Hebrea. Este movimiento ayudó a establecer a Israel como un centro mundial de matemáticas, y Furstenberg ganó el Premio Israel en 1993 y el Premio Wolf en 2007.

“El Premio Abel del profesor Furstenberg es un verdadero honor para la Universidad Hebrea y para Israel en su conjunto”, compartió el Presidente de la Universidad Hebrea, Profesor Asher Cohen. “Hillel no es solo un matemático de clase mundial, sino un mensch y mentor de estudiantes que ya han cambiado la faz de las matemáticas. No podríamos estar más orgullosos de su premio, un logro de nivel Nobel “.

Al igual que Furstenberg, Margulis, nacido en Rusia, también fue reconocido como un matemático destacado desde una edad temprana. Sin embargo, ser judío en la Unión Soviética significaba que Margulis no pudo conseguir un trabajo en la Universidad de Moscú y finalmente emigró a los Estados Unidos y comenzó a trabajar en la Universidad de Yale. Debido a la diferencia de edad de 10 años entre ellos y a las restricciones de viaje en la Unión Soviética, los dos galardonados no colaboraron formalmente, sin embargo, sí influyeron en el trabajo del otro.

Sociedad de Palm Beach: la Universidad Hebrea trae lo mejor en innovación científica israelí a Palm Beach.

La American Friends of the Hebrew University organizó su Foro Anual de Educación para el Liderazgo (ALEF, por sus siglas en inglés) donde expertos y líderes de opinión dieron conferencias sobre salud, agricultura y nanotecnología a las ciencias de la humanidad, el medio ambiente y la vida.

Fuente: www.palmbeachdailynews.com

Los partidarios de los Amigos Americanos de la Universidad Hebrea de Jerusalén obtuvieron un asiento de primera fila para las últimas innovaciones israelíes en Palm Beach. Los expertos hablaron sobre salud, agricultura, nanotecnología, humanidades, medio ambiente y ciencias de la vida en el Foro Anual de Educación de Liderazgo (ALEF).

La conferencia, titulada “Una tradición de innovación: la Universidad Hebrea de Jerusalén y el futuro de la sociedad, tecnología y medicina israelíes”, presentó a James Stavridis como el orador principal. Los temas del discurso incluyeron la reparación del ADN utilizando métodos genómicos avanzados y bioingeniería de futuras tecnologías cárnicas.

“ALEF está diseñado para mostrar el trabajo y la importancia de la Universidad Hebrea de Jerusalén”, dijo la directora ejecutiva de American Friends of the Hebrew University, Beth Asnien McCoy. “Este evento es más oportuno con titulares recientes, y creemos que es importante conectar a nuestra gente con la comunidad global a través de eventos como ALEF”.

Cuando los miembros de las sociedades tradicionales tienen una abundancia de alimentos, la devoran salvajemente. Cuatro Sirionos son capaces de devorar a un animal de 30 kilogramos (66 libras), se observan notas de Diamond, y en muchos estudios antropológicos se documentan ejemplos similares de atragantamiento. “Estas anécdotas ilustran cómo las personas se adaptan al péndulo de la fiesta y la hambruna”, resume.

Hoy en día, cuando los alimentos generalmente están disponibles para nosotros a pedido, el salto del hambre prolongada a engullir kilogramos de carne suena fantástico. Pero todos somos descendientes de humanos que sobrevivieron a las oscilaciones de ese péndulo.

“Nuestro metabolismo está construido para episodios cortos de alimentos abundantes y largos períodos de hambre”, dice el profesor Yuval Dor, de la escuela de medicina de la Universidad Hebrea, que estudia diabetes. Esto puede explicar el hecho de que en tiempos de angustia, las personas pueden sobrevivir muchas semanas sin comida. Según el profesor Elliot M. Berry, experto en nutrición y ex director de la Escuela de Salud Pública y Medicina Comunitaria de la Universidad Hebrea-Hadassah, “Estamos programados para almacenar alimentos y ser metabólicamente eficientes, porque nuestros antepasados ​​no sabían cuándo vendría la próxima comida.

La capacidad básica de un cuerpo humano para soportar períodos de hambre se origina a nivel de la célula individual. Mientras la célula tenga alimentos disponibles (especialmente glucosa), emprenderá un proceso bioquímico responsable del crecimiento: producción de proteínas e inducción de la división celular. La “lógica” de la célula es idéntica a la “lógica” biológica de todo el organismo: aproveche la comida mientras esté allí. Pero hay una mosca en la pomada: cuando el proceso responsable del crecimiento celular está activo, el proceso que descompone los elementos defectuosos está inactivo.

Para mantenerse más joven por más tiempo, haga este cambio en su dieta.

Investigaciones recientes sugieren que si ayunamos durante 16 horas al día, podemos esperar un aumento dramático en la esperanza de vida. Aún así, las implicaciones a largo plazo de limitar nuestra ingesta de calorías a un período de ocho horas aún no están claras.

Fuente: www.haaretz.com

El mundo occidental está en medio de una epidemia. Está provocando una incidencia de enfermedad en una escala aterradora, propagando una baja autoestima y acortando la esperanza de vida entre millones de personas. El mundo entero ahora está preocupado por el coronavirus, pero es la epidemia de obesidad la que continúa reclamando víctimas a ritmo acelerado, y en cantidades espectaculares. La cultura de la abundancia puede ofrecer seguridad nutricional, pero también exige un alto precio.

Seguir una dieta para reducir el peso es difícil; Los resultados son difíciles de lograr y mantener a largo plazo. Pero el problema es más profundo: es muy difícil mejorar el conocimiento científico sobre la obesidad, porque implica llevar a cabo investigaciones durante muchos años que involucren documentación de lo que las personas consumen.

Pero, ¿qué pasa si hay otra forma de enfrentar el problema de comer en exceso? ¿Qué pasa si hay un método de nutrición que puede aumentar la esperanza de vida en un 30 por ciento, como ya se ha visto en cientos de estudios en animales? Además, ¿qué pasaría si los científicos pudieran demostrar que este método no solo facilita la pérdida de peso sino que mejora las capacidades cognitivas y puede retrasar el desarrollo de una serie de enfermedades, que van desde la diabetes y la esclerosis múltiple hasta el cáncer y las enfermedades cardíacas? ¿Y qué pasa si todo este método se resume en una regla simple: limitar el marco de tiempo para comer a ocho horas diarias y abstenerse de comer durante el resto del día?

En diciembre, el neurocientífico Mark P. Mattson y el gerontólogo Rafael de Cabo, de la Universidad Johns Hopkins, publicaron un artículo seminal en el New England Journal of Medicine, la revista médica más prestigiosa del mundo. Los dos ofrecieron una encuesta de dos décadas de investigación sobre el hábito de ayunar durante parte del día, y encontraron una base científica sólida para una dieta que se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años: concentrar las comidas en un período de ocho horas y abstenerse de comer por las otras 16 horas.

En el artículo, titulado “Efectos del ayuno intermitente en la salud, el envejecimiento y las enfermedades”, De Cabo y Mattson fueron más allá de presentar las ventajas relacionadas con la salud de dicho régimen. De hecho, pidieron renovar las recomendaciones nutricionales existentes para el público en general. Mientras que hoy se insta a las personas a adoptar la llamada dieta mediterránea y comer comidas pequeñas repartidas durante todo el día, los dos científicos de Baltimore proponen la realización de un estudio a largo plazo sobre el ayuno intermitente, así como la integración de dicha dieta. en las recomendaciones de la medicina moderna. Los beneficios podrían ser dramáticos.

El enfoque que apoya el ayuno parcial a diario se deriva de una verdad básica que se ha olvidado a lo largo de los años: el hambre es en realidad el estado natural del hombre. Jared Diamond describió bien la situación en su libro de 2012 “El mundo hasta ayer”. Resume el conocimiento que el Prof. Diamond obtuvo en décadas de investigación antropológica y geográfica entre las sociedades tradicionales, y explica cómo estas ideas pueden mostrarnos el camino hacia una vida más saludable. Diamond relata que le resultó difícil entender por qué, por ejemplo, el tema principal de conversación de la cultura Fore en Papua Nueva Guinea era la comida, incluso si todos acababan de comer. Del mismo modo, entre los indios sirioni en Bolivia, el miedo a la escasez de alimentos es tan agudo que las dos expresiones más comunes en el idioma son “Mi estómago está vacío” y “Dame un poco de comida”.

Cuando los miembros de las sociedades tradicionales tienen una abundancia de alimentos, la devoran salvajemente. Cuatro Sirionos son capaces de devorar a un animal de 30 kilogramos (66 libras), se observan notas de Diamond, y en muchos estudios antropológicos se documentan ejemplos similares de atragantamiento. “Estas anécdotas ilustran cómo las personas se adaptan al péndulo de la fiesta y la hambruna”, resume.

Hoy en día, cuando los alimentos generalmente están disponibles para nosotros a pedido, el salto del hambre prolongada a engullir kilogramos de carne suena fantástico. Pero todos somos descendientes de humanos que sobrevivieron a las oscilaciones de ese péndulo.

“Nuestro metabolismo está construido para episodios cortos de alimentos abundantes y largos períodos de hambre”, dice el profesor Yuval Dor, de la escuela de medicina de la Universidad Hebrea, que estudia diabetes. Esto puede explicar el hecho de que en tiempos de angustia, las personas pueden sobrevivir muchas semanas sin comida. Según el profesor Elliot M. Berry, experto en nutrición y ex director de la Escuela de Salud Pública y Medicina Comunitaria de la Universidad Hebrea-Hadassah, “Estamos programados para almacenar alimentos y ser metabólicamente eficientes, porque nuestros antepasados ​​no sabían cuándo vendría la próxima comida.

La capacidad básica de un cuerpo humano para soportar períodos de hambre se origina a nivel de la célula individual. Mientras la célula tenga alimentos disponibles (especialmente glucosa), emprenderá un proceso bioquímico responsable del crecimiento: producción de proteínas e inducción de la división celular. La “lógica” de la célula es idéntica a la “lógica” biológica de todo el organismo: aproveche la comida mientras esté allí. Pero hay una mosca en la pomada: cuando el proceso responsable del crecimiento celular está activo, el proceso que descompone los elementos defectuosos está inactivo.

Netanyahu recluta al fundador de la start-up Mobileye para unirse al equipo de Coronavirus.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, nombró al fundador de una de las compañías tecnológicas más exitosas de Israel para asesorarlo sobre el impacto económico de la crisis del coronavirus.

Fuente: www.algemeiner.com

Amnon Shashua es profesor de ciencias de la computación en la Universidad Hebrea y fundó Mobileye en 1999. La compañía desarrolla tecnologías para vehículos autónomos y fue adquirida por Intel en 2017 por $ 15 mil millones, el mayor negocio de este tipo en la historia de Israel.

Según el sitio de noticias israelí N12, Shashua ha sido nombrado asesor de asuntos económicos de Netanyahu y ha participado en extensas discusiones sobre el estado de la economía israelí, ya que se enfrenta a un cierre casi total de negocios, servicios, escuelas y viajes.

Una de las tareas de Shashua es participar en la elaboración de un plan para hacer frente a la reducción de la fuerza laboral debido al hecho de que a muchos trabajadores se les dice que no abandonen sus hogares. Si bien muchos pueden trabajar de forma remota, la mayoría no puede.

Shashua estuvo muy involucrado en la decisión de colocar a muchos trabajadores en licencia no remunerada y exigir reducciones importantes en la asistencia a los lugares de trabajo.

La cineasta judía Paula Kweskin usa la narración de historias para dar voz a las mujeres oprimidas.

Creó el Censored Women’s Film Festival debido a la creciente preocupación de que las voces de las mujeres en todo el mundo fueran silenciadas.

Fuente: www.jta.org

Golpeada y maltratada por su esposo, Robina tenía solo 25 años cuando se prendió fuego, prefiriendo la muerte por suicidio a la “deshonra” de dejar a su cónyuge. En Irán, una mujer que se considera vestida sin modestia es forzada, gritando, a entrar en un automóvil policial. En Pakistán, una niña cuenta su historia de haber sido obligada a casarse antes de cumplir 12 años.

Estas son solo algunas de las historias impactantes que aparecen en “Honor Diaries”, una película documental de 2013 que explora la violencia contra las mujeres en sociedades basadas en el honor.

La mujer judía detrás de esa película, Paula Kweskin, ha convertido la lucha por los derechos de las mujeres en la pieza central de su vida profesional.

“Hacer que esta película resaltara para mí lo cierto que es que los derechos humanos comienzan con los derechos de las mujeres”, dijo Kweskin, quien ahora vive en Israel.

Kweskin, de 36 años, abogada de derechos humanos y derecho internacional por capacitación, hoy dirige una compañía de medios sin fines de lucro, el 49%, que utiliza la narración de las mujeres para abogar por el cambio y dar voz a las mujeres marginadas por sus sociedades. (La cifra del 49% se refiere a la proporción femenina de la población mundial, un poco menos de la mitad debido al feminicidio y al aborto selectivo de fetos femeninos).

“La narración de historias es un acto de coraje”, dijo Kweskin, quien aborda temas contundentes en sus películas como la mutilación genital femenina, la violencia de honor, el matrimonio forzado y la exclusión sistemática de las mujeres de la educación.

Además de producir y distribuir largometrajes y cortometrajes, el 49% presenta festivales de cine y eventos que reúnen a cineastas y activistas. El lanzamiento de la organización en la Cinemateca de Jerusalén en el Día Internacional de la Mujer en marzo de 2019 atrajo a participantes de países como Egipto, Sri Lanka, Canadá, Pakistán y Estados Unidos.

Kweskin sabía desde la escuela secundaria que quería dedicar su vida a causas de justicia social. Como estudiante en su ciudad natal de Charlotte, Carolina del Norte, fue miembro de la junta directiva de The Echo Foundation, una organización de educación en derechos humanos fundada por el sobreviviente del Holocausto y premio Nobel Elie Wiesel.

Después de completar estudios legales avanzados en la Universidad Hebrea de Jerusalén e inmigrar a Israel en 2012, Kweskin decidió concentrar sus energías en emplear medios creativos para promover los derechos de las mujeres.

“Los medios de comunicación empoderan a las víctimas, sobrevivientes y socorristas. Da voz a las mujeres que no tienen una “, dijo. “Los medios son de largo alcance, democratizadores y tienen un impacto emocional. Puede llegar a todos, incluidos los líderes “.

Especialmente dada la forma en que las personas consumen contenido hoy, Kweskin está convencido de que el cambio se produce a través de la difusión de imágenes fuertes. Solo tome, como ejemplo, a la activista climática adolescente Greta Thunberg, señala Kweskin, quien se ha convertido en un nombre familiar gracias a sus apasionadas súplicas ante la cámara para actuar sobre el cambio climático.

Alexandra Gordon, directora gerente de la firma de estrategia de marca Matter Unlimited y presidenta de la junta de The 49%, dijo que las habilidades y el enfoque de Kweskin son notablemente efectivos.

“Ella es la rara mezcla de un cerebro legalmente entrenado que tiene una gran cantidad de poder creativo”, dijo Gordon. “Esa combinación única le permite ver nuevos caminos y soluciones y atraer a una amplia gama de personas para lograr un impacto real.

La creciente preocupación de Kweskin por el silenciamiento de las voces de las mujeres en todo el mundo la llevó a crear el Festival de Cine de Mujeres Censuradas en 2015. Al reunir a cineastas y activistas, el festival proyectó películas de mujeres censuradas de todo el mundo en eventos en Berlín, Los Ángeles, Nueva York y Washington DC

En Israel, dice Kweskin, la creciente censura de las mujeres la perturba. Durante el año pasado, las cantantes han sido eliminadas de los eventos públicos para satisfacer las sensibilidades ultraortodoxas y los vándalos eliminan o ennegrecen rutinariamente los rostros de las mujeres en la publicidad pública como vallas publicitarias y anuncios de autobuses.

“Una de las cosas que me preocupan bastante es el borrado de las voces e imágenes de las mujeres de las comunidades de la sociedad israelí”, dijo Kweskin. “Actualmente estoy trabajando en un documental que explora el empoderamiento y la representación femenina en las sociedades judías en Israel y América”.

El trabajo de Kweskin por los derechos de las mujeres provocó una invitación en 2016 para unirse a ROI Community, un programa de la Fundación Familiar Charles y Lynn Schusterman que reúne a jóvenes líderes dinámicos judíos de todo el mundo para fomentar su pasión e ideas para fortalecer el futuro del mundo judío. . Kweskin le da crédito a ROI Community por haberle brindado el apoyo continuo que necesitaba para encontrar el 49%. Su organización sin fines de lucro también recibió subvenciones de la Fundación Schusterman.

“La red de retorno de la inversión fuerte y de apoyo me dio el coraje y la capacidad para comenzar mi propia organización”, dijo.

Kweskin ahora está ocupado preparándose para el segundo festival anual de cine del 49%, que está programado del 3 al 5 de marzo en la Cinemateca de Jerusalén para conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

Desde su base de operaciones en Israel, Kweskin dice que ha desarrollado un creciente interés en el rol.